Se encuentra usted aquí

Audi Q8 nos muestra sus innovaciones con un musculoso estilo exterior

El Audi Q7 de Audi es un SUV práctico de tres filas, pero tal vez resulte un poco simple en comparación con rivales más elegantes como el Land Rover Range Rover o el Porsche Cayenne.
Para este caso, Audi ha encontrado una solución: el nuevo Audi Q8 del 2019.

El Q8 llega como el padre de los SUV’s de la marca, con un musculoso estilo exterior y nuevas innovaciones técnicas.

 

Estilos y Opciones

El Audi Q8 2019 es un SUV de lujo de cinco asientos y dos filas que viene de serie con tracción integral, suspensión adaptativa y muchas características de seguridad y funciones de información y entretenimiento.

Está disponible en tres versiones, todos bien equipados. El Premium Plus incluye equipo adicional de seguridad activa, mientras que el Prestige ofrece características tecnológicas adicionales.

Las características estándar incluyen ruedas de 20 pulgadas, faros LED, una suspensión adaptativa, encendido y entrada sin llave, una compuerta levadiza manos libres, un techo solar panorámico, limpiaparabrisas automáticos y advertencia de colisión delantera con frenado automático de baja velocidad.

Los modelos Premium Plus se montan en ruedas de 21 pulgadas y agregan más características de lujo como ventilación en el asiento delantero y un sistema de sonido Bang & Olufsen de 17 bocinas.

Los modelos Prestige vienen con varias características de lujo, como una pantalla frontal, luces LED de estilo Matrix, tapicería de cuero extendida y controles sensibles al tacto.

Las opciones independientes adicionales incluyen rines de 22 pulgadas, un sistema de visión nocturna, un sistema de sonido Bang & Olufsen de 19 bocinas y bolsas de aire laterales traseras.

 

Motor y trasmisión

El Q8 está disponible con un solo motor: V6 turbo de 3.0 litros que produce 335 caballos de fuerza y 369 lb-pie de torque acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades.

Un sistema híbrido suave de 48 voltios mejora la funcionalidad de parada y arranque.

Un sistema de tracción total es estándar y presenta una división de par 60/40 con polarización trasera para proporcionar una sensación más deportiva al acelerar fuera de las curvas.

El Q8 puede remolcar hasta 7.700 libras, lo que es una cantidad respetable para la clase. Además trae la función de asistencia de maniobra del remolque, que lo guía automáticamente mientras retrocede.

 

Diseño de Interiores

Por dentro la excelente calidad de Audi está reflejada en el Q8, con materiales de calidad y atención al detalle, que hacen que este SUV se sienta especial.

El Q8 tiene ventanas sin marco, una característica rara, pero sus puertas son tan sólidas y herméticas como cualquier otro.

La elegante línea del techo del Q8 y los pilares delanteros y traseros agresivamente inclinados, hace que parezca que usted no pueda colocar el asiento lo suficientemente bajo.

Puede ser solo una cuestión de percepción, ya que hay un excelente ajuste en el asiento y una buena cantidad de alcance de columna de dirección y rango de inclinación.

Los asientos traseros son muy sobrios, con un excelente espacio para las piernas, y un amplio espacio para la cabeza. Tres adultos podrían sentarse cómodamente en la parte posterior gracias al amplio espacio trasero.

El área de carga es amplia, y los asientos divididos se pliegan, proporcionando una cantidad decente de espacio. Con 28.6 pies cúbicos detrás de la segunda fila, hay un poco menos de espacio que el Cayenne o el Mercedes Benz GLE.

 

Tecnología

Audi ha abandonado su antiguo controlador MMI en favor de una nueva interfaz solo con pantalla táctil.

El último sistema de info-entretenimiento presenta dos pantallas táctiles en ángulo hacia el controlador, y funcionan a través de gestos multitáctiles y reconocimiento de escritura a mano para entradas y operación.

El flujo y la estructura de los menús son fáciles e intuitivos para moverse y el grupo de indicadores también es altamente configurable, a través de los controles del volante.

El sistema de navegación de Audi impulsado por Google Maps, sigue siendo uno de los mejores y fáciles de usar.

Debajo del reposabrazos hay un cargador inalámbrico y la ranura para tarjeta SD, así como dos USB en la parte posterior, una toma de corriente de 12 voltios, y controles de audio en el asiento trasero.

 

Seguridad

Las características de seguridad incluyen frenos antibloqueo, control de estabilidad y tracción, airbags laterales en el asiento delantero, airbags laterales de longitud completa, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, cámara de retrovisor y advertencia de colisión delantera con frenado automático de baja velocidad.

Los servicios Audi Connect disponibles también incluyen asistencia de emergencia, notificación de fallos automáticos, bloqueo remoto de puertas y toque de queda, alertas de velocidad y de estacionamiento.

El Q8 puede combinar tecnologías existentes como asistencia de mantenimiento de carriles, control de crucero adaptado y asistencia de intersección y reconocimiento de señales de tráfico.

 

En carretera

Su V6 turbo hace un trabajo decente, pero tiene una capacidad de respuesta lenta en escenarios de difícil manejo, lo que es un golpe en contra.

Pisando el acelerador el Audi Q8 demuestra que tiene el empuje para moverse a buen ritmo, aunque otros SUV de similares motores son tan o más rápidos.

La respuesta del acelerador en el modo de manejo predeterminado se siente extrañamente débil. La respuesta mejora a niveles aceptables en el modo Sport, pero esto significa que siempre debe conducir en el modo Sport o en el modo Individual personalizable.

Parte del problema puede deberse a que la transmisión cambia constantemente de forma prematura, aunque los cambios de marcha no se sienten.

Los frenos son suaves y fáciles de usar a pesar de ser un SUV pesado, ya que le dan mucha confianza en sus habilidades durante el frenado repentino.

Un SUV grande y pesado con ruedas grandes y pesadas normalmente no proporciona una excelente respuesta de dirección. Sin embargo, el Q8 es una excepción.

La dirección es precisa y bien ajustada en términos de esfuerzo. Incluso hay una buena sensación en el centro, y eso facilita los viajes por largas carreteras.

La suspensión está debidamente abotonada en el modo deportivo, y el balanceo de la carrocería está muy bien controlado. Solo en las curvas de mayor velocidad el peso del Q8 se convierte en un factor limitante, pero igual se siente bastante ágil para su tamaño.

La suspensión neumática permite hasta 10 pulgadas de distancia al suelo. Cuando se selecciona el modo Off-Road, la computadora adapta el control de estabilidad y tracción para superficies sueltas y resbaladizas. Lo probé en caminos con nieve y anduvo de maravillas.

También activa el control de descenso de pendientes automáticamente, lo que elimina las conjeturas al conducir por pendientes pronunciadas.