Se encuentra usted aquí

154 latinos contagiados con coronavirus en Carolina del Norte

Un paciente hispano se encuentra entre los 50 fallecidos hasta el momento

Raleigh.- Sobre la base de 1,974 casos de contagio con coronavirus COVID-19 en Carolina del Norte, 154 corresponden a personas de origen latino, según informó el martes 7 de abril el Departamento de Salud estatal  (NCDHHS). 

Esta información aparece en la data publicada en la página web de dicha entidad de salud estatal donde dan cuenta además que una persona latina figura entre los 50 fallecidos hasta el momento.

En una revisión de la data de los condados que están brindando detalles demográficos se puede determinar que en Mecklenburg 133 hispanos  están contagiados de un total de 741 casos hasta el 4 de abril. Mientras que en el condado Union de 77 pacientes con COVID-19, 10 son latinos.

Tanto el gobernador Roy Cooper como la Secretaria de Salud  Mandy Cohen, han reforzado los pedidos para que la población se mantenga en sus casas y cumplan con las recomendaciones de salubridad entre ellas, mantener la distancia social.

Un equipo de expertos convocados por la oficina del gobernador hicieron tres modelos de posibles escenarios que tendría la enfermedad en el estado y de la cuales depende el comportamiento de la población.

Una de esas proyecciones indica que en lo que resta de abril de no seguir con las recomendaciones de permanecer en casa y mantener la distancia social para junio habría 750,000 personas en Carolina del Norte contagiadas con el nuevo coronavirus. De ser así el sistema de salud estaría colapsado. 

Bajo ese oscuro escenario se suma que la probabilidad indica que 1 en 2 camas de cuidados agudos no podrán satisfacer la nueva demanda de pacientes con COVID-19 en todo el estado.

Que las cifras no se eleven dependerá de lo que la población haga durante lo que resta de abril. Si durante ese mes se cumplen con las medidas establecidas la cifra podría alcanzar a 250,000 casos, es decir que la tendencia al alza de contagios y muertes podría desacelerarse.

"Con las políticas de distanciamiento social vigentes, el virus puede continuar propagándose, aunque de manera más lenta, dando al sistema de atención médica una mejor oportunidad de manejar una gran cantidad de pacientes. Aunque la mayoría de las personas con COVID-19 pueden controlar sus síntomas en el hogar, los informes de otras jurisdicciones indican que cuando la infección se propaga rápidamente a través de una población, la demanda puede exceder el suministro de camas de hospital y el personal relacionado del sistema de salud", indica el informe que recuerda que hasta el momento no existe un vacuna para prevenir la infección.

Los expertos -de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Duke University, RTI International y otros- reforzaron la necesidad de limitar el contacto personal para frenar la propagación de COVID-19 y garantizar que la atención médica esté disponible para las personas que la necesitan. 

Foto EFE

Tags