Se encuentra usted aquí

AMEXCAN logra reunificar a 11 “almas veracruzanas”con sus familias en EE.UU

Raleigh.- Elba Hernández Domínguez no puede contener las lágrimas. Sus manos temblorosas recorren  la cabellera y rostro de su hija Susana, la observa fijamente y reconoce en ella lo que significa la felicidad absoluta. Su corazón de madre está al límite. Han pasado más 20 años de separación, una distancia que llega a su fin con el interminable abrazo entre ambas.

Doña Elba  junto a su esposo Gervasio Sánchez formaron parte de los once adultos mayores, que procedentes de Agua Dulce, Papantla y  Xalapa, lograron reunificarse con su familia en Estados Unidos  gracias a la gestión de la Asociación de Mexicanos en Carolina del Norte (AMEXCAN) mediante su programa “Almas Veracruzanas”. 

De ese grupo, nueve se reunieron con sus hijos y nietos en Raleigh.

“Lo único que quiero es apapacharla”, confesó a Qué Pasa  Susana Sánchez Hernández mientras sostenía a su madre pegadita a su regazo y con la mirada sonriente dirigida a su padre. “Los he extrañado tanto y me han hecho tanta falta”.

¿Cuánto puede aguantar el corazón de una madre estar separado de un hijo? le preguntamos a María Eglantina Rocha Olivares. Ella sabe que el suyo ha resistido con mucho dolor por 20 largos años.

Cuando se despidió de Erik, el último de sus hijos, él tenía 22 años. Hoy lo reencuentra casado y con hijos. 

“La tristeza es cuando se vienen y uno le pide a Dios que lo mantenga con bien porque uno sabe que está en un lugar diferente. Yo pedí que lo iluminara. Cuando el se fue me quedé con el corazón partido”, dijo Rocha Olivares tras contar que durante estos años ha mantenido constante comunicación telefónica con su hijo y nietos, pero que siente una gran alegría poder estar cerca a ellos.

Uniendo familias
De acuerdo con Juvencio Rocha, Director de AMEXCAN, de 30 aplicaciones presentadas a la embajada de Estados Unidos, 20 recibieron la aprobación de la “visa de no inmigrante”.

De ese grupo once llegaron a Carolina del Norte el pasado 5 de septiembre, y permanecerán en Estados Unidos por un periodo de 2 meses. Un segundo grupo arribará en diciembre, informó Rocha a Qué Pasa.

“Quiero agradecer a AMEXCAN por haberme permitido ver de nuevo a mi padre y que él conozca a sus cuatro nietos. No hay palabras para explicar la emoción que se siente”, dijo a Qué Pasa Romina Ortega quien después de 15 años pudo abrazar de nuevo a su padre José Luis.


 

Proceso y requisitos para aplicar
“Almas Veracruzanas, Uniendo familias en el Exterior” es el programa de AMEXCAN que permite la reunificación de adultos mayores que residen en Veracruz y que no han visto a sus hijos o nietos por más de diez años.

Esta iniciativa, que comenzó hace pocos meses y  que cuenta con la coordinación del estado de Veracruz, podría ampliarse a otros estados de México, de acuerdo con Juvencio Rocha, director de dicha organización.

Para poder aplicar al programa de Almas Veracruzanas se deben cumplir una serie de sencillos requisitos.

  • La persona que recibe al familiar debe residir en Carolina del Norte.
  • Hacerse miembro de AMEXCAN sin costo.
  • El familiar en México debe ser mayor de 60 años  y no haber visto a sus hijos  por más de 10 años.
  • Contar con el pasaporte vigente o en trámite.
  • Cubrir trámites de visa u otros documentos.
  • Cubrir los gastos de traslado.
  • Si se le aprueba la visa cubrir los gastos desde su punto de partida hasta su destino.

AMEXCAN acompaña a los familiares en el proceso de asesoría en los trámites, así como en todo lo concerniente al reencuentro.

Para mayor información llamar al (252) 258 -9967 o escribir al correo electrónico amexcan@amexcannc.org.