Se encuentra usted aquí

En Carolina del Norte, las trabajadora latinas son las que menos ganan

Durham.- La brecha salarial en Estados Unidos sigue perjudicando a las mujeres. Por lo general, ellas tienen sueldos más bajos y experimentan mayores niveles de pobreza que los hombres. El grupo con una mayor brecha es el de las mujeres latinas, cuyos salarios son significativamente inferiores en comparación con las trabajadoras de otras razas y grupos étnicos. Así lo determinan varias asociaciones según datos publicados por la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Las mujeres latinas que trabajan en Estados Unidos a tiempo completo, durante todo el año, ganan una media de 53 centavos por cada dólar que reciben los hombres blancos no hispanos que también trabajan a tiempo completo durante un año. Una mujer blanca en este país gana de media 80 centavos por cada dólar que recibe un hombre blanco, ambos trabajando a tiempo completo durante un año. 

De los 25 estados que cuentan con una mayor población de mujeres trabajadoras latinas, Carolina del Norte es el segundo estado -solo superado por Oklahoma-, con los sueldos más bajos para las latinas; un total de 80,140 mujeres que ganan de media $24,228 anuales. Oklahoma paga a sus trabajadoras latinas $23,987 por año, un tercio menos que Nueva York, el estado donde las latinas tienen de media los sueldos más elevados del país ($35,191 anuales).

Dicho de otro modo, las trabajadoras latinas en Carolina del Norte ganan aproximadamente 49 centavos (cuatro centavos menos que la media nacional) por cada dólar que ganan los hombres blancos no hispanos, cuyo sueldo medio anual en este estado es de $49,896, según datos de la Asociación Nacional para Mujeres y Familias.

Esta Asociación también señala que de entre todas las mujeres de Carolina del Norte que tienen empleos anuales a tiempo completo, en 2017 a las mujeres negras se les pagó 64 centavos y a las asiáticas 80 centavos por cada dólar que se pagó a los hombres blancos no hispanos.

Según el Centro para el Progreso Americano, que también se hace eco de estas cifras, segregación ocupacional o casos de discriminación en el lugar de trabajo son algunos de los factores que conducen a las mujeres latinas a esta brecha salarial. En general, las latinas tienden a ejercer trabajos donde se pagan salarios muy bajos, como señoras de la limpieza, cajeras y secretarias; las tres ocupaciones más comunes entre las trabajadoras latinas en 2017, apunta su estudio.

Trabajadoras latinas, esenciales para sustentar a la familia

Según la Asociación Nacional para Mujeres y Familias, más de la mitad de los hogares latinos en Estados Unidos están encabezados por mujeres latinas. Es decir, casi tres millones de familias dependen en gran medida de los salarios de las mujeres para poder subsistir y salir adelante.

Por lo tanto, la brecha salarial que sufren significa, básicamente, que estas mujeres tienen menos dinero que el resto para mantenerse a sí mismas y a sus familias, menos dinero para invertir en bienes y servicios y para ahorrar para el futuro.

Si se eliminase esta diferencia salarial, si hubiese igualdad en los salarios, las latinas que trabajasen cada año a tiempo completo tendrían, según esta Asociación, suficiente dinero para invertir en más de tres años adicionales de cuidado infantil; tres años más de matrícula y cuotas para una universidad pública de cuatro años, o el costo total de la matrícula y cuotas para una universidad comunitaria de dos años; 193 semanas más de comida para su familia; casi 18 meses adicionales de pagos de hipotecas y servicios públicos o más de dos años adicionales de alquiler.

Sin embargo, todavía hoy en día hay 1.1 millones de hogares en este país, encabezados por mujeres latinas, que viven en la pobreza.