Se encuentra usted aquí

Gobernador de Carolina del Norte pide estar preparados para efectos de huracán Michael

Raleigh.- El gobernador Roy Cooper instó hoy a los habitantes de Carolina del Norte a prepararse para los efectos del huracán Michael, que se espera traiga fuertes tormentas al estado, en momentos en aún muchas familias, empresas, escuelas y comunidades continúan limpiando y reconstruyendo los daños causados por el huracán Florence.

Se espera que Carolina del Norte comience a sentir los impactos el miércoles por la noche o el jueves temprano, por lo que Cooper alentó a la población a actualizar sus propios planes y suministros de emergencia.

"Conozco a personas que capearon el huracán Florence el mes pasado y otras tormentas, que no quisieran pensar en otra", dijo el gobernador Cooper. "Pero tenemos que hacerlo. Así que te pido que estés atento y alerta, y que te prepares".

El Gobernador les recordó a los residentes que se preparen para posibles cortes de energía y que estén atentos a las noticias locales y que vigilen de cerca los pronósticos meteorológicos.

"Las personas deben conocer su ruta de evacuación en caso de que se les pida que se vayan y planificar por adelantado cómo ponerse en contacto con familiares y amigos".

El huracán Michael es una poderosa tormenta que atraviesa el Golfo de México y se espera que toque tierra en Florida el miércoles 10 de octubre. Las autoridades advierten que, si bien Carolina del Norte no recibirá esta vez la fuerza total de este fenómeno climático, la pista de pronóstico prevé fuertes vientos y lluvias.

Las áreas del sureste del estado recientemente afectadas por el huracán Florence podrían sentir vientos con fuerza de tormenta tropical. Más hacia el interior, no se proyecta que los vientos sean tan poderosos, pero sí lo suficientemente fuertes como para arrancar lonas de los techos dañados por Florence. E

El gobernador Cooper alentó a las personas cuyas casas fueron dañadas por Florence a tomar medidas para asegurar sus hogares antes de que Michael golpee.

La mayor parte del estado puede ver de 2 a 5 pulgadas de lluvia en el centro de Carolina del Norte.

Las fuertes lluvias podrían ocasionar rápidamente inundaciones, especialmente donde el suelo aún está saturado por el embate de Florence.

La tierra mojada también significa que los árboles y las líneas eléctricas podrían derrumbarse con facilidad.

A lo largo de la costa, Michael puede causar una oleada moderada.

"Si vives en áreas propensas a las inundaciones, escucha y observa las advertencias y prepárate para la evacuación si te piden que vayas", instó el gobernador Cooper.

A diferencia del huracán Florence, se espera que esta tormenta traída por Michael se mueva a través del estado rápidamente, y las condiciones deberían mejorar el viernes.

Tags