Se encuentra usted aquí

Músico local en peligro de ser deportado

Winston-Salem.- Mientras los compañeros de Osvaldo Guillén eran galardonados como “mejor banda de rock de Carolina del Norte” en una ceremonia, el baterista de la agrupación estaba encerrado en un centro de detención y en camino a ser deportado.

El 17 de noviembre, Guillén fue arrestado en Georgia durante una parada vehicular. El “Pitis”, como se le conoce dentro del medio de la música, estaba con su esposa en camino a visitar a su familia que vive cerca de Atlanta. La noche anterior se presentó con los Acoustic Guys en un bar de la zona y aprovechó el viaje para encontrarse con su tía.

No obstante, los Guillén nunca llegaron a su destino. El efectivo del sheriff del condado Whitfield que arrestó al músico de origen michoacano, lo acusó de conducir con una licencia suspendida y por “impedir el flujo del tráfico”.

Cuando su esposa Vanessa intentó liberarlo bajo fianza unas horas después, ya era demasiado tarde, puesto que Guillén ya contaba con una orden de “detención” por parte de ICE.

Según contó la mujer de Guillén a Qué Pasa, una fianza que originalmente fue fijada en $1,860 por el magistrado en Whitfield, en cuestión de horas ascendió a más de $13 por tratarse de un reo de inmigración, así como el músico fue rápidamente trasladado al Centro de Detención Stewart, a más de 7 horas de su hogar en Winston-Salem, situación que complica su liberación.

Vanessa ha hecho lo posible por ayudar a su marido, aunque parece que siempre se presenta una complicación. La semana pasada logró negociar un arreglo con un agente de una compañía de fianzas en Georgia para que fuera a Stewart a tramitar la salida de Guillén. Desafortunadamente, según su versión de los hechos, el sistema de cómputo no funcionaba ese día en la cárcel privada, por lo que los esfuerzos fueron en vano. Ahora en la semana feriada por ser Acción de Gracias, sus avances por el reencuentro también se han entorpecido.

“Hablé con él y está muy preocupado”, comentó Vanessa, quien se rehúsa a permitir que su esposo sea deportado.

En paralelo a los esfuerzos de Vanessa, varios compañeros de Guillén en la música están haciendo lo posible para apoyar y lograr que el “Pitis” pueda volver a los escenarios.

Además de los Acoustic Guys, Guillén ha tocado en otras agrupaciones de rock y otros géneros, como Baco, Generación X, El Gran Combo y con William Celis.

Juan Estrada, vocalista de los Acoustic Guys, describió a su amigo y compañero como “muy buena persona” y comentó que varias bandas en Charlotte se están organizando para un concierto a beneficio de Guillén.  Todavía no hay fecha ni lugar confirmado para el evento, pero se espera que sea en las próximas semanas.

“A veces hay que ir a tocar donde está caliente la cosa”, comentó Estrada sobre lo sucedido en Georgia apenas horas después del concierto de los Acoustic Guys y señaló que por eso mismo los miembros de la banda normalmente viajan en un mismo vehículo a sus presentaciones.

En caso de no poder liberarlo y que Guillén termine deportado, Vanessa asegura que se mudará a México para estar al lado de su esposo e intentar “hacer vida juntos” lejos de Carolina del Norte.

Ayuda para el “Pitis”
La familia de Guillén abrió una cuenta en la página de Go Fund Me, con la intención de recaudar fondos que ayuden a cubrir la fianza para liberar al músico.

 Si desea apoyar, ingrese a:
https://www.gofundme.com/f/m2mzu-help-osvaldo