Se encuentra usted aquí

Piden al Supremo no devolver a la oscuridad a soñadores

Raleigh.- “Si DACA llega a terminar va a arrojar a la oscuridad a cientos de miles de dreamers que (a lo largo de los más de siete años que tiene el programa) ya no son jóvenes, se han casado, tienen buenos trabajos, que compraron una casa, que aportan económicamente...”, dijo Moisés Serrano, Director de Política de El Pueblo, al hacer un llamado a la Corte Suprema de Estados Unidos para que dé un veredicto que ampare a más de 700 mil soñadores.

Serrano junto a Steve Rao, miembro del Consejo de Morrisville, John Herrera de la Asociación Nacional de Constructores Activos de la Comunidad Latina y Vicepresidente de  Self-Help Credit Union, Eliazar Posada, Director de Participación y Defensa de la Comunidad, El Centro Hispano e Itzel González una ‘dreamer’, dieron una conferencia de prensa el último martes en defensa del programa, el mismo día que el Supremo comenzó a escuchar los argumentos de los defensores y detractores de DACA.

El Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia fue creado por la administración del ex presidente Barack Obama en 2012.  Ese año Serrano formó parte de los miles de jóvenes inmigrantes de Carolina del Norte que fueron beneficiados.

“DACA me ha beneficiado psicológicamente, me ha dado el placer y privilegio de vivir sin miedo. Yo pude sacar una licencia, manejar sin miedo, pude trabajar para una organización pro inmigrante que era mi sueño”, dijo a Qué Pasa. “Ha representado ser independiente, retribuir a mi comunidad y ayudar a mi familia”.

Sin embargo, esa tranquilidad está siempre al borde desde que el presidente Trump acabó con dicho amparo.

“En octubre mi vida se puso en pausa debido a que tardó en llegar la renovación de mi DACA. Tuve que dejar de trabajar por ese tiempo. Me hizo pensar lo importante que es el programa para mi ”, contó  Itzel González, quien fue traída desde México cuando tenía dos años y que gracias a DACA ha podido combinar sus estudios de Salud Pública en Meredith College con su trabajo en el Hospital UNC de Chapel Hill.
“No quiero ni imaginar que pasaría si acaba DACA. Soy mexicana y conozco México solo por las historias que me cuenta mis padres pero, mi no es mi historia, mi historia comenzó aquí y quiero que así siga”. señaló la joven de 24 años a  Qué Pasa.

Para González la solución está en que el Congreso de Estados Unidos apruebe un proyecto como la HR6 que permita a los soñadores salir del limbo en el que se encuentran.
Se calcula que hay más de 700 mil jóvenes amparados bajo el programa.  De acuerdo con el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) en Carolina del Norte la cifra de beneficiarios alcanza los  24,700.

 

Un proceso que culminaría en primavera

Por su parte Herrera, quien ha cabildeado en la Legislatura estatal por Self-Help Credit Union, explicó que la Corte Suprema podría tener un veredicto final durante la primavera del próximo año.

“Hoy  (martes) comienzan lo que se llaman los argumentos. Van a estar los abogados del gobierno de Donald Trump argumentando que el ex presidente Obama no tenía el poder constitucional de crearlo.

Mientras que los defensores de DACA van argumentar que si tiene una base legal”.

Similar opinión comparte Serrano: “El programa ha sido encontrado legal por varios jueces y varias cortes a través del país. Sin embargo, el presidente decidió terminar el programa porque le quería hacer la vida más difícil a los inmigrantes indocumentados en el país”.

Finalmente  pidieron a los jóvenes renovar sus permisos de trabajo.

“El programa de DACA sigue vigente y los soñadores pueden seguir renovando  el permiso de trabajo y es importante que lo hagan antes que el Supremo tome una decisión”, indicó Serrano.