Se encuentra usted aquí

Piden que Cooper vete la SB 250 que expondría datos de no ciudadanos

Raleigh.- El gobernador Roy Cooper tendrá la decisión de vetar o no el proyecto SB 250 que plantea la depuración de personas extranjeras de los padrones electorales del estado y que permitiría la la exposición pública de los nombres y los datos de aquellos inmigrantes de Carolina del Norte que no son ciudadanos de los Estados Unidos. La iniciativa legislativa fue ratificada por la Asamblea Legislativa estatal el jueves 31 de octubre.

El proceso de esta purga, de acuerdo con la propuesta, comenzaría con la excusa que presenta una persona para no ser miembro de un jurado en una corte, debido a que no es naturalizada estadounidense.  

La secretaría del tribunal superior deberá enviar a la Junta de Estatal de Elecciones la lista de personas que han presentado dicha justificación. El órgano electoral a su vez, remitirá la información a cada Junta Electoral de condado para que procedan con la eliminación de nombres y datos de sus registros de votantes. Si una persona sufragó sin ser ciudadano, entonces el ente electoral deberá notificar al Fiscal del Distrito para que se inicie un proceso penal.  

Una de las provisiones de la SB250 señala que Junta Electoral publicará trimestralmente en su sitio web la información del inmigrante que fue descalificado del servicio de jurado sobre la base de que no es un ciudadano de los Estados Unidos.

“Si entra en vigor, este proyecto de ley podría eliminar inadecuadamente los votantes registrados de la lista de votantes y poner en peligro la seguridad y la privacidad de los residentes de Carolina del Norte que son inmigrantes”, indicó la Unión Americana de Libertades Civiles de Carolina del Norte (ACLU_NC) que ha pedido que Cooper vete la propuesta. “La información personal de las personas identificadas por la Junta Estatal que potencialmente no son ciudadanos estadounidenses se convertiría en un registro público. Eso significa que la información personal sería accesible para cualquier persona, incluidos los agentes de ICE y los activistas antiinmigrantes”.

Otra preocupación que representa este proyecto es que un ciudadano naturalizado pueda perder su derecho al voto si la información de una persona descalificada de ser jurado por no ser ciudadano, proporcionada por la secretaría del tribunal no corresponde a su estatus actual.

En ese sentido, la Liga de Mujeres Votantes de Carolina del Norte, que también ha pedido al gobernador Cooper vetar la iniciativa, dijo que contrariamente a lo argumentado por quienes apoyan el proyecto “no hay evidencia significativa de votación por parte de no ciudadanos en Carolina del Norte y no se encontraron problemas significativos en una investigación realizada por la Junta de Elecciones del Estado de Carolina del Norte después de la Elección de 2016”.

“En realidad, este proyecto de ley afecta el derecho de los ciudadanos a votar y aumenta las posibilidades de que los ciudadanos estadounidenses naturalizados sean discriminados y hostigados”, dijo Jo Nicholas, presidente de LWVNC. “Instamos al gobernador Cooper a vetar este intento apenas velado de suprimir la confianza y la participación de los votantes”.

Petición en línea
ACLU_NC ha creado una petición en línea para solicitar al gobernador Cooper que vete la SB 250. https://action.aclu.org/send-message/tell-gov-cooper-veto-sb-250