Se encuentra usted aquí

¿Qué es y cómo funciona el rastreo de contactos?

El rastreo de contactos es una estrategia de Salud Pública que tiene como objetivo detener la cadena de contagios. Para que los equipos de los Departamentos de Salud Pública puedan llevarla a cabo es necesaria la colaboración de las personas que han estado expuestas al COVID-19. 

Se realiza a través de un llamado telefónico que el trabajador de salud pública les hace a las personas que han tenido un resultado positivo para el COVID-19.

Generalmente, el rastreo de contactos incluye los siguientes pasos:

  • Investigación de casos: el personal de salud pública trabaja con el paciente para ayudarlo a recordar con quiénes tuvo contacto cercano durante el tiempo que pudo haber sido infeccioso.
  • Rastreo de contactos: el personal de salud pública inicia el rastreo de contactos notificando a las personas expuestas (contactos) de la posible exposición lo antes posible, sin revelar la identidad del paciente infectado.
  • Apoyo de contactos: los contactos reciben educación, información y apoyo para ayudarlos a comprender el riesgo, qué deberían hacer para alejarse del resto de las personas que no están expuestas y cómo deberían monitorear su salud. Además, se les explica acerca de la posibilidad de que puedan transmitirles la infección a otras personas incluso si no se sienten enfermos.
  • Autocuarentena: se aconseja a los contactos que se queden en casa, monitoreen su salud y mantengan distancia social (al menos 6 pies) de las demás personas hasta 14 días después de haber estado expuestos al paciente infectado, en caso de que ellos también se enfermen.

 

¿Qué podría esperar que suceda durante el rastreo de contactos una persona diagnosticada con COVID-19?

 

Si le han diagnosticado COVID-19, es posible que lo llame un trabajador de salud pública para controlar su salud, averiguar con quiénes estuvo en contacto y preguntarle dónde ha estado mientras pudo haber sido infeccioso y capaz de transmitir COVID-19 a los demás. Se le pedirá que se quede en su casa y se autoaísle, si aún no lo ha hecho.

Es importante saber que: 

  • Su nombre no se dará a conocer a aquellas personas a las que pudo haber expuesto, aunque pregunten.
  • Autoaislamiento significa quedarse en casa, en una habitación específica alejado de las demás personas y de las mascotas y, si es posible, usar un baño separado.
  • El autoaislamiento ayuda a desacelerar la propagación del COVID-19 y ayuda a preservar la salud de sus familiares, amigos, vecinos y otras personas con las que pudiera tener contacto.
  • Si necesita apoyo o asistencia durante el autoaislamiento, su departamento de salud o las organizaciones comunitarias podrán ayudarlo.
  • Los síntomas de COVID-19 pueden incluir fiebre o escalofríos, tos, dificultad para respirar o falta de aire, fatiga, dolores corporales o musculares, dolor de cabeza, pérdida reciente del olfato y el gusto, dolor de garganta, congestión o moqueo, náuseas o vómitos y diarrea. Si los síntomas empeoran o se agravan, debe buscar atención médica. Los síntomas graves incluyen dificultad para respirar, dolor o presión constante en el pecho, confusión, dificultad para despertarse o mantenerse despierto y color azulado en los labios.

 

Tags

CDC