Se encuentra usted aquí

Tensa reunión con el sheriff de Guilford

Greensboro.- Algunos de los invitados a una reunión que el sheriff de Guilford sostuvo con líderes latinos del área, describieron el evento como “tenso” y “horrible” debido a la forma que el alguacil se dirigió a los asistentes.

En lugar de entablar un diálogo con las personas que invitó a su oficina en una junta privada el lunes 20 de mayo por la mañana, el sheriff Danny Rogers habría sido “agresivo” y habló “como si estuviera explicando a niños tontos”, según describió los hechos Andrew Willis Garcés, un miembro del grupo activista Siembra NC. El sheriff Rogers se habría limitado a exponer sus puntos y durante todo el evento solo accedió a responder dos preguntas, para luego partir de la sala.

Al finalizar el encuentro, Siembra NC subió a Facebook un video para expresar su frustración por lo que acababan de experimentar.

“Esperábamos que llegara de una manera más amigable, pero lamentablemente lleǵo con un tanto de prepotencia”, dijo Leidy Piña. “Nos hizo sentir muy tristes”.

En contraste, el portavoz del alguacil dijo a Qué Pasa que esta reunión fue una “muy buena conversación” y con resultados positivos. Sobre las acusaciones por parte de Siembra NC, el vocero declaró que no toda esa información es cierta y calificó como una “falta de respeto” que divulguen estas acusaciones supuestamente “falsas”.  
 

El resumen
Los invitados a la junta en la oficina del alguacil en el centro de Greensboro fueron miembros del Latino Community Coalition of Guilford, el YWCA de High Point, Siembra NC y League of Women Voters, así como también estuvieron presentes altos mandos y el equipo legal del sheriff.

Los temas a tratar fueron la posición personal de Rogers con respecto a la polémica iniciativa HB 370, la cual en caso de convertirse en ley, obligaría a todos los sheriffs en Carolina del Norte a retener a presos indocumentados en las cárceles para que ICE los recoja. Aunque Rogers se declara en contra del pasaje de esta ley, sí apoya ciertas recomendaciones de la Asociación de Alguaciles de Carolina del Norte, las cuales endurecen la propuesta original de la HB 370.

Rogers también habló sobre la identificación comunitaria producida por FaithAction, la cual su oficina comenzará a aceptar en un futuro cercano.

Sin embargo, posiblemente uno de los asuntos que más tensión generó en la reunión, fue la postura del sheriff en aumentar el número de retenes por todo el condado para revisar si los conductores tienen una licencia, política que los defensores de la comunidad inmigrante afecta en su mayoría a los indocumentados. Rogers dijo a los asistentes que “no sería intimidado” y continuaría implementando los chequeos de licencias.
 

Otras reacciones

Qué Pasa consultó con otros dos de los asistentes su opinión sobre la reunión que sostuvieron con el sheriff.

Addy Jeffrey, miembro del Latino Community Coalition of Guilford, dijo que es bueno tener estas conversaciones y seguir manteniendo comunicaciones abiertas. Con respecto a la supuesta actitud negativa de Rogers, Jeffrey se mantuvo al margen sin dar comentarios.

María Mayorga, directora del Centro Familiar Latino del YWCA de High Point, describió el evento como “horrible” y resaltó que el sheriff nunca se interesó en escuchar a sus invitados, además de que “se hizo el ofendido”.
 

La respuesta del alguacil

Al día siguiente del encuentro, la oficina del sheriff publicó un boletín sobre la junta.

“El sheriff Rogers entiende que hay preocupaciones de deportación por parte de la comunidad inmigrante y él simpatiza con los retos que enfrentan para obtener la ciudadanía”, indica el documento y continúa. “Él también entiende que tiene tiene un trabajo que hacer para mantener a todos los ciudadanos seguros y eso no incluye decirle a los oficiales que dejen de hacer su trabajo a ciertas horas del día porque violadores de la ley (manejando sin una licencia) pueden estar en la calle. El sheriff no va a ceder en este asunto que para algunos ha sido interpretado como defensivo o inhospitalario”.

El boletín aclara que el alguacil debe seguir las leyes federales y estatales, así como resumió sus puntos con respecto a inmigración, incluyendo que no participará en el programa 287(g), no detendrá a presos en la cárcel para que los recoja ICE sin el envío de una orden firmada por un juez federal, su oposición a la iniciativa HB 370 en su versión original y la próxima aceptación de la credencial de FaithAction.

Miembros de Siembra NC subieron un video a las redes sociales para comunicar su descontento al finalizar la junta.