Se encuentra usted aquí

Tillis presenta proyecto para obligar a condados y ciudades colaborar con ICE

Raleigh.- El senador federal Tom Tillis presentó el martes una proyecto de ley que castigaría a las ciudades o condado de Estados Unidos que se niguen a cooperar con Inmigración y honrar la órdenes de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

En un comunicado enviado por la oficina del legislado, se señala que Victims of Sanctuary Cities Act (Justicia para la víctimas de ciudades santuario) busca responsabilizar a cualquier juridiscción estatal que tenga un estatuto, ordenanza, política o práctica que limite a un funcionario o entidad gubernamental de recibir  información sobre el estado de inmigración de una persona, incluso negarse a cumplir con las solicitudes de retención legal hechas por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

La propuesta cuenta con el apoyo de lo senadores republicanos Lindsey Graham (R-SC), Chuck Grassley (R-IA), Joni Ernst (R-IA), Marsha Blackburn (R-TN) y Ted Cruz (R-TX).

El proyecto de ley permite además que una persona pueda iniciar un proceso legal si considera que ha sido víctima por el inclumpliento de las jurisdicciones con las leyes de inmigración. Además las ciudades y condados correrían el riesgo de la retención de ciertos fondos de la Beca de Desarrollo Comunitario (CDBG).

"La Ley de Justicia para las Víctimas de Ciudades Santuarios es una respuesta directa a un número creciente de jurisdicciones santuario en todo el país (incluidos los condados de Buncombe, Cumberland, Durham, Forsyth, Guilford, Mecklenburg y Wake de Carolina del Norte) que tienen políticas oficiales de santuario o negarse a cumplir con las solicitudes de retención y liberar notificaciones del Departamento de Seguridad Nacional", indicó la oficina del senador.

Tillis, usó el mismo ejemplo que ha tomado legisladores estatales para justificar el proyecto antiinmigrante HB 370: el caso de Pineda Ancheta, un inmigrante hondureño que fue liberado dos veces de la cárcel de Mecklenbur, donde no opera el programa 287g.

"Es perturbador ver a los alguaciles en todo Carolina del Norte establecer jurisdicciones santuario, liberando a individuos peligrosos de vuelta a las comunidades y negándose a notificar a los funcionarios federales de inmigración", dijo el senador Thom Tillis. “Si los políticos quieren priorizar las políticas de santuario imprudentes sobre la seguridad pública, también deberían estar dispuestos a proporcionar una compensación justa para las víctimas. "La Ley de Justicia para las Víctimas de Ciudades Santuarios es una ley de sentido común que mejorará la seguridad pública y responsabilizará a las jurisdicciones santuario por su negativa a cooperar con la policía federal".

De acuerdo con el legislador Graham dijo que se trataba de "una buena legislación que lleva mucho tiempo atrasada".

“Debe haber consecuencias para los gobiernos y las entidades que apuestan por la seguridad pública, se niegan a trabajar con funcionarios federales y se niegan a tratar con delincuentes ilegales aquí. Esta legislación faculta a las personas que son víctimas de estas entidades y las malas decisiones de los gobiernos ".

Por su parte, Grassley sostuvo que si los funcionarios públicos estatales y locales ponen en peligro la seguridad del pueblo estadounidense al negarse a cumplir con la ley federal de inmigración, nuestros ciudadanos deberían ser responsabilizados cuando tales peligros imprudentes conduzcan a más delitos violentos.

"Somos una nación de leyes. Si eres ciudadano, inmigrante o incluso un gobierno local, ignorar esas leyes debería tener consecuencias".

El senador Ernst justificó el proyecto al sostener que existen jurisdicciones del santuario en Carolina del Norte que no están cooperando con las autoridades policiales y por lo tanto, ponen en peligro la seguridad de las comunidades. "Este es un problema serio que necesita ser abordado. Nuestro proyecto de ley de sentido común pondrá un control en estas jurisdicciones santuario, proporcionará un camino para que las víctimas de delitos cometidos por inmigrantes ilegales busquen justicia, y mejoren y promuevan la seguridad pública ".

"Las leyes de nuestra nación existen por una razón. "Cuando la ciudad o el estado santuario decide imprudentemente albergar a inmigrantes ilegales que pueden cometer delitos contra estadounidenses inocentes, las familias de esas víctimas merecen el derecho de buscar compensación en esas jurisdicciones", dijo la Senadora Marsha Blackburn. "Es hora de que pongamos la seguridad pública de nuestros ciudadanos por encima del santuario de un inmigrante que ha venido a nuestro país ilegalmente".