Se encuentra usted aquí

Traficantes de drogas trasladan el negocio al área rural de NC

Raleigh.- La gran cantidad de millas de caminos para circular, la segunda más grande del país después de Texas, y la discreción de las granjas aisladas, se han convertido en un gran atractivo para que el narcotráfico traslade sus operaciones hacia las áreas rurales de Carolina del Norte.

De acuerdo con una investigación del canal CBS17, que sirve a Raleigh, Durham y Fayetteville, la policía ya ha comenzado a seguir la pista de un desplazamiento que comienza en México, en busca de condiciones que permitan mantener un perfil más bajo.

"Muchas veces, no verás mucho crimen con las pandillas latinas en estas comunidades más pequeñas", explica el experto en pandillas Hunter Glass. “Estos muchachos están organizados. Se están moviendo. Están traficando drogas a través de estos caminos secundarios. No necesitan inmigración aquí. No necesitan que las agencias estatales bajen y pongan sus narices en sus negocios porque no pasará mucho tiempo antes de que lo encuentren bien. Entonces, sí, pueden trabajar a voluntad siempre que se mantengan fuera del radar”.

Las cerca de 80 mil millas de caminos de Carolina del Norte son un laberinto perfecto para mimetizarse. 

“Ya no usan las autopistas principales”, indica Ronnie Fields, alguacil del condado de Moore. “Están utilizando algunas de las carreteras secundarias y caminos de Carolina del Norte, de modo que se nos está dificultando seguirlos”.

Siete detectives de narcóticos de Moore han sido asignados para desenmascarar a estos nuevos vecinos, que están usando graneros y granjas para almacenar mercancías muy distintas a las habituales, y ya han comenzado a causar bajas entre los cuerpos de seguridad.

“La forma en que están empacando su mercancía, comunicándose, están haciendo las cosas completamente diferente”, explica Fields.