Se encuentra usted aquí

Arrestos de ICE generan miedo en Carolina del Norte

Las familias inmigrantes prefieren no salir de casa por temor

Red Springs.- La mañana del último sábado, el vencidario de casas móviles de la calle New México en el pueblo de Red Springs, condado Robeson, parecía un pueblo fantasma: no había niños jugando ni gente afuera de las casas, y casi nadie se animaba a abrir la puerta después de que agentes de inmigración se llevaron a dos personas de una vivienda del lugar el miércoles 6 de enero.

“Todo el mundo está espantado. Yo tengo papeles pero no quiero que mis hijas salgan porque una nunca sabe que pueda pasar con mi familia”, dijo una vecina que pidió no ser identificada. “Normalmente, un sábado a esta hora están todos los niños afuera jugando, pero nadie quiere salir”, dijo.

Aunque a diferencia de otros reportes de supuestas redadas de inmigración que han proliferdo por todo el estado, en ese lugar sí se realizaron dos arrestos. Pero dicho incidente no estuvo relacionado con el operativo especial que realiza el Servicio de Inmigración y Control y Aduanas (ICE) desde inicios de año.

En efecto, ICE se llevó del lugar a dos varones mexicanos pertenecientes a dos diferentes familias y que compartían una casa en la calle Nuevo México, de acuerdo con la pareja de uno de los arrestados que no aceptó ser entrevistada, pero un portavoz de ICE confirmó a Qué Pasa que esas detenciones no tenían relación con el operativo anunciado por el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

Según Johnson, ICE se está enfocando en detener y remover a adultos y niños que entraron al país después del 1 de mayo de 2014, que tienen órdenes finales de deportación y que agotaron todas las vías legales para poder quedarse.

El operativo nacional de ICE dejó el primer fin de semana del año 121 personas detenidas, principalmente en Georgia, Carolina del Norte y Texas.

ICE informó que hasta el último viernes, 77 de esas personas ya habían sido deportadas a Guatemala, Honduras y México.

Pero el temor a las redadas de ICE, cunde en todos los vecindarios latinos, especialmente entre las personas que caen dentro de las prioridades de deportación señaladas por ICE.

Una mujer guatemalteca que pidió no ser identificada relató a Qué Pasa que está aterrada por su hermana menor de 17 años, quien  entró al país en mayo de 2015 y tiene una cita en la corte de inmigración de Charlotte el 27 de enero.

“Ella cumple la mayoría de edad el 29 de enero y tenemos miedo de que la detengan”, dijo la mujer.

La guatemalteca contó que ella mandó a traer a su hermana el año pasado por la frontera, debido a que la adolescente ha recibido amenazas de muerte.

“Ella sufrió un atentado en el que mataron a mi papá para robarle y ella vio todo”, contó la mujer.

Producto de ese incidente, según dijo la mujer, la adolescente recibió amenazas de los delincuentes porque creen que ella los puede delatar con la policía.

Pero el miedo también se ha apoderado de personas que ni siquiera están dentro de las prioridades de deportación.  A través de Facebook han proliferado falsas alertas de retenes y operativos de ICE incluso en centros comerciales, supermercados y centros de trabajo.

Las fotografías y el video de agentes de la Policía de Charlotte tomadas en un barrio del área del aeropuerto de Charlotte, por ejemplo, en realidad tuvieron que ver con la distribución de panfletos por parte de la policía local y no con una redada de ICE, según pudo comprobar el periódico Qué Pasa-Mi Gente.

“La gente sí está asustada”, dijo al periódico la activista Jessica Contreras del Comité de Inmigración de Charlotte, quien estuvo recorriendo los vecindarios hispanos para calmar a la población.
 

Tags

ICE