Se encuentra usted aquí

Ayuda para detener la violencia desde el interior del hospital

Charlotte.- Una nueva manera de atacar la crisis de violencia en Charlotte se trata de ofrecer ayuda a las víctimas cuando asisten a los hospitales para recibir atención médica.

Las autoridades locales firmaron un convenio con Atrium Health para realizar este esfuerzo de intervención. Las 24 horas del día, en las salas de emergencia de Atrium habrá personal especializado cuya tarea es la de brindar ayuda a los pacientes que ingresaron al centro de salud por lesiones sufridas en un incidente violento. El servicio también estará disponible para aquellas personas que no sean admitidas en el hospital, explicaron en una rueda de prensa la semana pasada.

El doctor David Jacobs, director de servicios traumatológicos en Atrium, explicó que el 25 por ciento de las víctimas de violencia que llegan al hospital se convierten en reincidentes en este ciclo, ya sea porque vuelven a ser atacados o se convierten en agresores. La misión de este nuevo programa es que el ciclo de violencia no se repita.

La alcaldesa Vi Lyles comentó que ha habido demasiados episodios violentos en Charlotte y enfatizó que se invertirá en encontrar formas de resolver este problema que consideran una “crisis de salud pública”.

El apoyo del personal de Atrium a las víctimas de violencia será diferente de acuerdo con el caso, con opciones a corto plazo como referidos a servicios sociales hasta atención especial para que se alejen de las pandillas, encuentren un trabajo o a encontrar asesoría legal.

La implementación de este programa con Atrium tiene un presupuesto de medio millón de dólares, el cual proviene de un fondo de dos millones de dólares que aprobó el concejo municipal para erradicar la violencia y el crimen en la ciudad. De acuerdo con los organizadores, Charlotte es la primera ciudad en Carolina del Norte en establecer un esfuerzo de este tipo.

 

Tags