Se encuentra usted aquí

Candidato libertario promete abolir ICE

Raleigh.- Jacobo Hornberger es uno de los 17 candidatos del Partido Libertario que se enfrentarán en las primarias con miras a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos del próximo 3 de noviembre. Sus propuestas se sostienen en la libertad económica y el libre albedrío. En conversación con Qué Pasa, ha prometido abolir ICE y establecer un libre tránsito migratorio. Pero también, está a favor de la venta irrestricta de armas, el no pago de impuestos, la libertad económica y acabar con Medicaid y Medicare.

El Partido Libertario es la tercera fuerza política en los Estados Unidos, por detrás de los Demócratas y Republicanos. En Carolina del Norte, 40,225 votantes actualmente están afiliados a esta agrupación política, que desde su fundación, en 1971, jamás ha llegado a la Casa Blanca.

“Nuestro pilar principal es la libertad”, dice Hornberger quien comenzó su campaña desde Virginia a Carolina del Norte. “Somos diferentes a los demócratas y republicanos especialmente en la parte de la libertad económica. Nosotros creemos en el libre mercado, que las personas busquen trabajo libremente, que acumulen riqueza, no paguen impuestos y que hagan lo que deseen con su dinero”.
 El candidato libertario asegura que los de su agrupación tienen fe que bajo el esquema que proponen, la solidaridad y la justicia social se generarán de manera voluntaria de los que más tienen hacia los desfavorecidos.

”El gobierno no debe de forzar a una persona a ayudar a otra porque eso no es compasión. La compasión viene del corazón del individuo y cuando una persona está acumulando riquezas tiene derecho de hacer su propia decisión de cómo va usar ese dinero”.

 

No a la “migra”

Hornberger asegura que de ganar la presidencia lo primero que hará será abolir el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). “La detesto. Es una agencia tirana y brutal. Ha traído mucho sufrimiento a la gente que quiere sobrevivir y superarse mediante el trabajo”.

Para este candidato, nacido en Laredo, Texas, se debe permitir el libre tránsito de personas de México y Centroamérica dispuesta a trabajar en Estados Unidos sin que sean consideradas “indocumentadas” por no tener un permiso legal.

“Al creer en la libertad económica y de libre mercado, creemos que en el área de inmigración deben haber fronteras abiertas, con libre migración”, afirma. “Este sistema que hemos tenido por décadas es la causa de la crisis perpetuada de inmigración”.

A partir de esas política, Hornberger dice que los inmigrantes no tendrían la necesidad de convertirse en ciudadanos estadounidenses.

“Si yo fuera presidente de los Estados Unidos, inmediatamente perdonaría a todas las personas (11 millones de indocumentados) del delito de entrar aquí en contra de la ley. Con un sistema de libre migración sería legal estar aquí. Si quieren aplicar para ser estadounidense lo pueden hacer pero, no sería obligatorio”.

 

Salud y educación

Las propuesta libertarias con respecto a la salud y a la educación sostienen que los cambios surgen cuando los gobiernos federal y estatal dejan de involucrarse en estas áreas y se abre paso a la oferta privada.

“Cuando yo era niño en los años 50 los Estados Unidos tenía el mejor sistema de salud. Los precios eran muy bajos. Nadie tenía seguro médico, excepto para enfermedades graves como el cáncer. Los pobre tenían de servicio de salud gratis. El presidente Lyndon Johnson introdujo Medicare y Medicaid y ese fue el principio de la destrucción del sistema de salud”, asegura. “Cada año los precios de salud comenzaron a subir porque el gobierno se inmiscuyó en esta área. Hay que cancelar esos programas inmediatamente y restaurar el sistema de antes que bajarán los precios. Y así con un libre mercado habrá oferta y más servicios”.

De acuerdo con Hornberger la educación debe ser privada, con la idea que habrá una variada oferta educativa a la cual podrán acceder, afirma, quienes no tengan recursos económicos.

“El mercado libre proveerá los servicios educativos y habrán más escuelas abriéndose... Tenemos fe que los ricos darán becas a los pobres”.

 

No al control de armas

Aunque dicen que no comparten nada con los republicanos, los libertarios creen también en la defensa de la segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos, con respecto al derecho a tener armas.

“Cada persona tiene derecho de defender su vida y la de su familia. Si hacemos ilegal que una persona sea dueña de un arma, los criminales no van cumplir con esa ley. También es un derecho a hacer una revolución si llega un gobierno tirano”.

Hornberger no cree que el poco control de armas que actualmente existe sea causa de las reciente matanzas en el país.  “Las armas no son la razón de la violencia”.

El candidato libertario sabe que las propuestas de su partido deben transitar un proceso difícil para que sean aceptada por la mayoría, pero confía en el voto de los libertarios de Carolina el Norte y hace un llamado a los 2,280,017 electores no afiliados a ningún partido a que voten por él en las primarias que comienzan el 13 de febrero.

“Sabemos que es un camino difícil. Hemos luchado por esta filosofía por muchas décadas. Si la mayoría de los estadounidenses están satisfechos con la dirección de este país, con todas las muertes y sufrimientos pueden votar por Trump, Warren, Biden o Sanders no importa porque todos tienen la misma filosofía y  llevarán al país a la misma dirección. Si quieren una nueva dirección a favor de la libertad, el libre mercado y contra el socialismo que ha traído tanto sufrimiento económico y político, pueden venir con los libertarios”.