Se encuentra usted aquí

Disparan contra vivienda de familia hispana en Carolina del Norte

Albemarle.- Una familia mexicana de una pequeña ciudad de Carolina del Norte se encuentra aterrorizada luego que la madrugada del pasado viernes 2 de agosto su vienda fuera atacada a tiros por unos desconocidos.

María Melva Guillén y su dos hijos de 6 y 16 años se encontraban durmiendo cuando sucedieron los hechos.

“Eran como las tres de la mañana. Estaba dormida junto a mi niña cuando me despertó un fuerte ruido, como un estruendo.  Luego escuché el sonido de un auto acelerando”, recordó la inmigrante quien junto a su esposo e hijos ha vivido en esa casa  desde hace tres años.  “Abracé a mi niña y me asomé a la ventana, después fui rápido al cuarto de mi hijo para ver si él estaba bien”

Mientras caminaba por el pasillo de su vivienda notó que había una especie de humo y restos de  pared en el piso.

“Por un momento pensé que se había caído un árbol sobre la casa. hasta que mi hijo me dijo ‘mamá nos han disparado’. Me espanté muy feo y mis hijos comenzaron a temblar. No podíamos imaginar por qué alguien nos hubiera querido hacer eso. Cuando uno no hace nada malo, no estás esperando que alguien venga a hacerle daño”, dijo la madre a Qué Pasa.
 

Siete impactos de bala

La policía que acudió al auxilio de la familia determinó que hasta siete impactos de bala había atravesado varias partes de la propiedad que está localizada en una esquina, entre las calles  Spring Street y N 6th Street en  Albemarle, en el condado Stanly a casi una hora de Charlotte y dos de Raleigh.

“Checaron y tomaron fotos. Del otro de la calle encontraron siete casquillos”.

De acuerdo con la Policía de Albemarle para el tiroteo se usó un rifle con balas expansivas calibre .223.

Algunas balas ingresaron por la sala e impactaron en las paredes y puertas. En total se contabilizaron más de 20 agujeros, según se pudo apreciar en un video enviado por la familia a Qué Pasa.

María y sus hijos tuvieron suerte porque los proyectiles no ingresaron a las habitaciones debido a un enorme closet que sirve de pared reforzada.

Ahora ella no puede dejar de preguntarse ¿Quién lo hizo y por qué?   

“No sabemos si se equivocaron o fue odio racial con todo lo que estamos viendo ahorita”, afirmó  al asociar lo que experimentaron esa madrugada con los tiroteos ocurridos en El Paso, Texas y Dayton en Ohio donde murieron 30 personas.

“Tenemos miedo. Estoy sola con  mis hijos porque mi esposo se va a trabajar a Raleigh. Somos una familia tranquila. No nos metemos con nadie. Mi hijo no está metido en pandilla, es un chico destacado en su escuela... Siento que no podemos ahora estar tranquilos...”.

De acuerdo con la madre mexicana, la policía les informó que los disparos se hicieron desde un auto estacionado y que el obejtivo era la vivienda de la familia.

“No eran unos locos que pasaron disparando por que sino hubieran impactado también a mi vecino. Ellos tiraron a matar y eso nos da mucho miedo”.

 Mientras los Guillén esperan poder mudarse pronto de casa, la policía informó que está investigando el caso para dar con él o los responsables.

Tags