Se encuentra usted aquí

La comunidad le dio el último adiós con honores a Hania Aguilar

Lumberton.- Hania Noelia Aguilar tuvo un conmovedor funeral lleno de simbolismos el ultimo domingo. La niña de 13 años brutalmente asesinada recibió honores de heroína y fe despedida con música, cantos y oraciones por sus familiares, amigos y su comunidad.

Unas 1,000 personas vestidas de púrpura llegaron el 8 de diciembre hasta el gimnasio de la Lumberton Junior High School donde Hania cursaba el octavo grado.  Arreglos con flores lilas y amarillas fueron colocados delante del escenario donde también se ubicaron las principales autoridades locales y estatales.

Frente al féretro, sentados en primera fila, su madre Celsa Hernández, su padrastro Miguel Barrera, su pequeña hermana y otros familiares.

VIDEO:

Una celebración de quinceañera
La despedida de Hania tuvo un cariz de celebración de “Quinceañera”, una fiesta que ella y su madre había comenzado a planear y que hubiera sido celebrada el 21 de marzo del 2020 de no haber sido su vida cegada de manera abrupta. El color púrpura había sido elegido por ambas, por ello fue el que representó su último adiós y el que Celsa Hernández vistió en honor a su hija.

“Que no pase un día en que un padre le diga a su hijo que lo quiere y que un hijo le diga a su padre que lo quiere”, reflexionó Hernández con aplomo cuando le tocó el turno de hablar sobre su pequeña Hania.

Recordó la gran sonrisa de su hija, la cual dijo iluminaba a todos lo que estaban cerca de ella. Repasó con devoción los momentos que ambas pasaron juntas, sus planes y el profundo dolor que deja su ausencia.

“Muchas gracias por estar aquí una vez más. No hay palabras para agradecerte por todo, por toda la ayuda emocional que me brindaste a mí y a mi familia”, dijo Hernández a través de un traductor. “Hoy es un día muy difícil para mí, tener a mi hija por última vez físicamente aquí”.

Tenía un futuro brillante
A sus trece años era una alumna destacada que soñaba con convertirse en arquitecta. Era miembro del Beta Club de su escuela y talentosa tocando la viola.

La superintendente de las escuelas del condado Robeson, Shanita Woote y la directora de la escuela Lumberton Junior High School, SaVon Maultsby, coincidieron en señalar el brillante futuro que hubiera tenido Hania.

Hermosa, inteligente, feliz, cariñosa y alegre”, recordó Wooten. “Aunque no enseñé personalmente a Hania, su impacto en la Escuela Secundaria Lumberton Jr. y en las Escuelas Públicas del Condado de Robeson fue evidente en los maestros y administradores que hablaron sin cesar sobre su increíble personalidad”.

VIDEO:

Honores
Las máximas autoridades del condado Robeson llegaron para rendir honores a Hania Aguilar.

Entre los oradores se encontraron el representante estatal Charles Graham, el alcalde pro tem de Lumbertot John Cantey, la detective de la policía de Lumberton Belinda McNair y el presidente de la Tribu Lumbee del Norte Carolina. Así como un representante del gobernador Roy Cooper, quien leyó una carta de consuelo para la familia de la niña y de su comunidad.

Una banda de mariachis tocó varias canciones, pero el servicio terminó con la grabación original de la canción favorita de Hania, “A Thousand Years” de Christina Perri.

Su madre presentó la canción al final de su breve discurso.

“Quiero recordar a mi hija. La última vez que nos tomamos de la mano y le dije que quería estar allí para siempre  y quiero tocar una canción para ella, porque esta es su canción”, dijo Hernández. “Mi Dios los bendiga a todos ustedes, vengan de donde vengan, porque Hania se convirtió en parte de cada uno de ustedes”.

El ataúd blanco con los restos de Hania fue trasladado en carroza desde la escuela hasta el cementerio Meadowbrook. Bajo la lluvia un cordón de agentes de la policía de Lumberton apostados en el camino se quitaban la gorra en señal de respeto.

Durante el entierro un grupo de marinos cubrieron el féretro con la bandera de los Estados Unidos.

“Ella ha reunido a nuestra comunidad como una sola persona de todas las razas y antecedentes”, dijo el alguacil.

“A través de la dulce Hania, nuestra ciudad, nuestro condado y nuestras comunidades se han unido en su nombre. Lo que estaba destinado al mal, fracasó debido a lo que ven aquí hoy”.

Ese comentario del alguacil fue uno de los pocos que hizo referencia al secuestro y asesinato de la menor.

Su madre tocó brevemente el crimen. “Se llevó la vida de mi hija, pero no se llevará mi felicidad. Tendré toda la fuerza para luchar. Somos más fuertes que nunca”, dijo Hernández.

“Gracias por todos los que ayudaron a la policía que estaba cerca de mí y conmigo. Siempre confié en ellos antes, y seguiré confiando en ellos. Debido a ellos, mi hija está de regreso”.

VIDEO:

Tags