Se encuentra usted aquí

“La vacuna no mata, lo que mata es el COVID”

Raleigh.- “Yo venía orando por esta vacuna desde que comenzó la pandemia”, dice  Ángel González Rolón. Por eso, no dudó en pedir una cita luego que el gobierno anunciara que eran elegibles para recibir la vacuna contra el COVID-19 las personas de 75 años o más.

El lunes, con 76 años, don Ángel se convirtió en el primer paciente latino del Hospital de Duke en recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer.

Nació en Puerto Rico, trabajó durante años en el sector de energía eléctrica en la Isla y luego de jubilarse se mudó a Carolina del Norte donde vive con su esposa. En todos sus años de vida no había sido testigo de una crisis de salud pública como la que enfrenta actualmente la humanidad debido al coronavirus.

“Yo le diría a la comunidad que se olviden del miedo que sientan. Esta vacuna no mata, lo que mata es el COVID-19”, señala. “Deben cerrar sus ojos a todo lo erróneo que están escuchando que es desinformación y sujetarse a la ciencia que dice que la vacuna está siendo bien desarrollada por farmacéuticas responsables”.

Duke Health comenzó la etapa de vacunación del grupo 1b de la Fase 1 los primeros días de enero.  La sede del hospital en Raleigh inició las inmunizaciones el lunes, donde Angel González junto a otras personas recibieron las primera dosis.

El 1 de febrero, 21 días después, González deberá ponerse la segunda dosis. El siente que estará más protegido debido a que padece de diabetes tipo 2, ha sufrido tres infartos y es hipertenso.Es decir que es un paciente de alto riesgo y que de contagiarse de COVID-19 su salud estarìa en un serio peligro.

“No salgo ni al balcón”, dice con un buen sentido del humor. “

Los pacientes de Duke pueden registrarse para obtener una cuenta de Duke MyChart. Para agregar su nombre a nuestra lista de espera, llame a la línea directa de Duke COVID-19: 919-385-0429.  La línea directa está abierta todos los días de 8:00 am a 8:00 pm.

 

Tags