Se encuentra usted aquí

“Movieron el cuerpo de mi esposo”

Charlotte.- Azucena, la viuda de Rubén Galindo, quien murió por disparos oficiales del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD), aseguró a Qué Pasa-Mi Gente, que el cuerpo de su esposo fue movido del lugar donde cayó en la noche el pasado miércoles 6 de septiembre por parte de agentes de efectivos policiales.

“Vimos que lo arrastraban cuando nos sacaron del departamento”, dijo con seguridad la madre de cinco menores de edad.

La versión de la esposa de Galindo, es la misma de Yaqueline Guerra, quien vive en el mismo apartamento donde ocurrieron los hechos.

“También lo vieron los niños cuando nos sacaron con las manos en alto”, anotó Guerra, quien afirmó que se lo dijo a uno de los detectives que investiga el caso.

Las mujeres sostienen que lo movieron de tres a cuatro pies de donde cayó. Según Azucena, fue amenazada por los policías de ser al arrestada “si no se calmaba”, cuando reaccionó con dolor al ver a su esposo muerto en el suelo.

“A mis niños de 14, 13, 10 y 7 años también los trataron como si fueran unos criminales”, añadió la mujer.

“Los policías no permitían que volviéramos a entrar (a la vivienda) para sacar a mi hija de 3 meses, que quedó sola adentro”, rememoró Azucena.

Héctor Vaca, de la organización de base Action NC, ha expresado que el sitio preciso donde cayó Galindo es crucial para determinar el grado de responsabilidad que tuvieron los uniformados en la muerte del latino.

“Muestra como actuaron al matarlo”, comentó Vaca.

La madre describió la muerte de su marido, como “un acto de negligencia de la policía”.

“El solo quería entregar la pistola que tenia. El mismo llamó al 911 para que la recibieran. El les dijo varias veces que el arma no tenía balas”, reafirmó la viuda.

Los récords indican que Galindo tenía una aparición en corte pendiente por un incidente ocurrido en abril en el que se le acuso de haber amenazado con una pistola a un individuo con el que tuvo una discusión.

“Mi esposo solo quería hacer lo correcto, y lo mataron”, puntualizó Azucena.

La viuda de Galindo aseguró que su marido estuvo siguiendo las instrucciones que le daba quien hacia la interpretación por teléfono. “El hizo lo que le dijeron, pero los policías que llegaron a la casa, no lo dejaron explicar nada”, afirmó.

El jefe del CMPD, Kerr Putney, dijo que los oficiales Courtney Suggs y David Guerra “percibieron una amenaza letal” en su encuentro con Galindo, pero también se refirió a una presunta “brecha” del idioma.

El incidente pasó en el complejo de apartamentos Hunters Pointe, localizados en la cuadra 1900 de Prospect Drive, cerca de donde West Sugar Creek Road se encuentra con la Interestatal 85.

Galindo, de 29 años, fue declarado muerto en la escena de los disparos.

La oficial Suggs ha estado trabajando para el CMPD desde diciembre de 2014, y el oficial Guerra desde abril de 2013.

El caso está siendo investigado por asuntos internos del CMPD.