Se encuentra usted aquí

Rechazo local a las medidas migratorias

Charlotte.-  La Coalición Latinoamericana de Charlotte (LAC) convocó el jueves 26 de enero a un acto en el que dirigentes de diversas comunidades expresaron su rechazo a los dos  decretos de  Inmigración firmados por el presidente Donald Trump, el miércoles 25 de enero, que afectan directamente  a la comunidad indocumentada.

“Las órdenes ejecutivas no proporcionan ninguna solución real a un sistema de inmigración roto”, dijo el director ejecutivo de la Coalición Latinoamericana, José Hernández- París, durante el encuentro realizado en el estacionamiento de la sede de la organización.

Hernández-París se refirió a la orden ejecutiva que Trump tituló “Mejorar la Seguridad Pública en el Interior de Estados Unidos”, sobre la cual expresó que “creará mayor aislamiento, división y miedo en nuestras escuelas, iglesias y barrios”.

Tal como está escrita la orden ejecutiva da autoridad a los agentes de ICE a arrestar a los indocumentados sin mayores restricciones.

En el acto de la Coalición para defensa de los inmigrantes intervinieron, el reverendo James “Jay’ Leach, de la Iglesia Unitaria Universalista; Corine Mack, presidenta del capítulo de Charlotte de la  organización afroamericana NAACP; Ruth Pérez, de el grupo Be the Change / Marcando la Diferencia’; la rabina Judith Schindler, directora de estudios judíos  en la Universidad de Queens; el soñador Oliver Merino; Rose Hamid, de la comunidad musulmana; Héctor Vaca, de Action NC; Sil Ganzó, del servicio  para refugiados OurBridge; la hermana Rosemary, de las Hermanas de la Misericordia; y Pedro Antonio Castañeda, de los Latinos Progresistas.

Merino criticó a la alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, por no comprometerse a  impulsar a la ciudad como santuario para los inmigrantes.

Por su parte, la organización de base, Action NC, respondió a las órdenes de la nueva administración con un comunicado, en el que consignó: “con el golpe de su pluma, el Presidente Trump se ha mostrado enemigo de los inmigrantes y de los valores sobre los que se fundó nuestro país”.

En el fin de semana, la dirigente Ailen Jardines Arreaza, denunció que en el cemento fresco de la entrada de su vivienda alguien escribió el insulto: “Niger go home” (Negro váyase a su casa).

“Este año elegimos a un xenofóbico, racista para dirigir el país. Este fin de semana prohibió a refugiados a venir aquí. Esto no es una coincidencia”, escribió  Jardines Arreaza en la red social de Facebook, donde publicó la foto del suceso.