Se encuentra usted aquí

Relevo generacional en la dirección de LAWA marcó la gala anual

Charlotte.- La gala anual de la organización filantrópica LAWA, Latinoamericanos Trabajando por Logros, que fue fundada en 1992 como la Asociación de Mujeres Latinoamericanas, se convirtió en un homenaje para la dirigente Violeta Moser, quien encabezó la institución desde enero de 2010 y se acaba de retirar en febrero de 2018.

De origen peruano, especialista en finanzas y mercadotecnia deja un legado de haber hecho de LAWA, una organización más solida, con los mismos principios de ofrecer oportunidades de educación universitaria para estudiantes hispanos, pero con programas ampliados de servicio en el campo educativo.

Moser logró alianzas estratégicas con más de media docena de centros de educación superior,. que ahora proveen facilidades para el pago de las matrículas, mediante subsidios parciales y totales.

Un ejemplo del progreso fue la evaluación que hizo Moser, en 2014 sobre los logros de LAWA.

En ese tiempo la directora ejecutiva puntualizó:

El balance total de aportes en becas llegó, durante las dos décadas de funcionamiento, a 600 mil dólares, que han apoyado a 200 estudiantes.

El programa Padres y Padrinos ha dado tutoría a 305 estudiantes de nivel elemental e intermedio en cinco escuelas de la ciudad.

Los alumnos que han recibido la asesoría han mejorado en 10 por ciento en la lectura y comprensión de inglés y 12 por ciento de progreso en las habilidades de operaciones matemáticas

El programa de Series de Escuela Secundaria ha ofrecido 14 talleres, que han preparado a 195 estudiantes para ingresar a planteles de educación superior, con un resultado de cien por ciento de graduación.

El reto del timonel de LAWA lo tiene ahora la mexicoamericana Marili Alvarado. quien se graduó, en sus estudios regulares, administración de negocios y español con el honor de ser una Cum Laude, en la Universidad de Queens, hace aproximadamente siete años.

Durante sus años de estudiante universitaria en Charlotte, Alvarado se involucró como tutora de LAWA, en la Escuela Elemental Mary Oaks.

Alvarado también tiene una maestría de la Universidad de Durham, del Reino Unido.

Este año, la gala de LAWA fue apoyada por 24 corporaciones y 6 fundaciones.

El entretenimiento estuvo a cargo de la Academia el Alma de la Luna, que bailó vallenatos colombianos, y música negroide y marineras de Perú.