Se encuentra usted aquí

Se extiende cacería de jóvenes inmigrantes

ICE realizó arrestos en Durham, Greenville y Cary

Durham, 3 de febrero de 2016.- El operativo nacional que realiza el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para detener a inmigrantes que llegaron al país después de 2014 y que tienen órdenes finales de deportación, cobró sus primeras víctimas la semana pasada en el área del Triángulo y el este de Carolina del Norte.

En Durham fue arrestado el jueves 28 de enero, el estudiante hondureño Wildin David Guillén Acosta, de 19 años, y el mismo día en Greenville, ICE detuvo al guatemalteco Bilmer Araeli Pujoy-Juárez, de 18 años, según confirmaron a Qué Pasa los padres de los jóvenes.

El grupo de activistas Alerta Migratoria NC, que está en campaña para conseguir la liberación de los jóvenes, anunció el domingo que el hondureño Edwin Yonatan Álvarez-Gálvez fue arrestado en Cary.

Una portavoz de ICE confirmó a Qué Pasa que Álvarez-Gálvez fue arrestado el 26 de enero en Cary debido a que tenía una orden final de deportación emitida por un juez de la Corte de Inmigración de Charlotte el 30 de septiembre de 2015. Indicó que el joven hondureño desobedeció una orden de salida voluntaria otorgada el 1 de junio de 2015. 

De acuerdo con el localizador de detenidos de ICE, los tres se encontraban hasta este martes en la cárcel del condado York, en Carolina del Sur, de donde se esperaba que fueran trasladados a un centro de detención de Georgia. 

Según la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR), Guillén Acosta tenía una orden de remoción emitida por un juez de la Corte de Inmigración de Charlotte el 30 de marzo de 2015, mientras que Pujoy-Juárez recibió la misma orden el 5 de agosto de ese año.

En ambos casos, las órdenes fueron emitidas en ausencia, según indicó una vocera de la EOIR que declinó dar detalles sobre el caso de Álvarez-Gálvez debido a que se requería su autorización o la de su abogado.

“Nos destrozaron el corazón”

Los padres de Guillén Acosta informaron que el joven hondureño fue detenido poco antes de las 7:00 am en la puerta de su casa ubicada en la calle Liberty Street, en Durham, donde dos agentes encubiertos de ICE lo estaban esperando en el estacionamiento.

“Cuando yo me asomé ya vi que lo estaban agarrando. Eran dos y cuando abrieron su chaqueta mostraron que eran de ICE”, dijo Héctor Guillén, padre del joven hondureño. “Lo tiraron al piso, lo esposaron y se lo llevaron”, añadió el padre que vio, impotente, toda la escena sin poder intervenir por temor a que él y su hija menor de 16 años pudieran también ser detenidos.

El joven había cruzado la fontera sur el 9 de junio de 2014 desde Honduras, escapando de la delincuencia y la violencia que se vive en ese país, según sus padres.

Tras ser detenido en la frontera, fue entregado a su padres en Durham y siguió su proceso inmigratorio en la corte de inmigración de Charlotte, pero en marzo de 2015 decidió no asistir a una audiencia por temor  debido a que su abogada le dijo que “no había nada que hacer” con su caso porque él ya había cumplido l8 años.

Guillén Acosta fue notificado de que debía salir del país pero decidió quedarse porque estaba empeñado en salir adelante.

“Ese era su propósito, iba de su estudio al trabajo y no descansaba porque su plan era ser un profesional y salir adelante”, dijo Dilsia Acosta, la madre del estudiante que cursaba el último año en Riverside High School a la vez que trabajaba en un restaurante. “Estoy destrozada porque se llevaron a nuestro hijo”, añadió.

La madre dijo que ahora teme por la vida de su hijo porque si finalmente es deportado a Honduras, será víctima de las pandillas delincuenciales.

“En Honduras lo que les espera a los jóvenes es delincuencia, pandillas...por eso muchos menores vienen a este país huyendo no de la pobreza, sino de la delincuencia”, dijo Acosta.

Arresto en Greenville
El joven guatemalteco Bilmer Araeli Pujoy-Juárez fue detenido en Greenville cuando salía de su casa rumbo a su trabajo, a las 6:30 am del jueves 28 de enero, según contó a Qué Pasa su padre, Emilio Pujoy.

“A mi hijo lo golpearon le salió sangre por la boca, yo los vi, estaban al frente de mí, intenté tomar una foto pero no me dejaron, incluso les pregunté si podía llamar a un abogado pero me respondieron que él no necesitaba abogados y que después mi hijo se iba a comunicar conmigo”, narró el padre quien detalló que los agentes los pararon en la calle, a tres millas de su casa y que al principio preguntaban por otra persona.

Puyol contó que su hijo llegó al país por la frontera sur el 25 de agosto de 2014 huyendo de la violencia y que no asistió a su última cita en la corte porque no tenían dinero para pagarle al abogado.

“A mí me da pena que él llegue a Guatemala, la gente piensa allá que uno tiene dinero y lo secuestran y si no paga el dinero que le piden pues lo matan y ese es el temor que yo tengo”, dijo.

“Y esa era la idea de estar acá. Nosotros pensábamos que era un país seguro, pero la misma ley lo ve a uno como un delincuente”, añadió el padre del guatemalteco.

Última actualización: 4 de febrero de 2016.

El Hondureño Wildin David Guillen Acosta

El Guatemalteco Bilmer Araeli Pujoy-Juárez 

El Hondureño Edwin Yonatan Álvarez-Galvez. 

Notas Relacionadas:

ICE arresta a adolescente hondureño cuando se dirigía a la escuela en Durham

Joven guatemalteco detenido en Greenville es la quinta víctima de ICE en Carolina del Norte

VIDEO: "ICE destrozó nuestro corazón al llevarse a nuestro hijo" 

Piden la liberación de los jóvenes detenidos

Piden que ICE acabe con las redadas

 

 

Tags

ICE