Se encuentra usted aquí

Segregación racial en Charlotte está empeorando, según historiador

Charlotte.- En una discusión titulada “Como Charlotte se hizo segregada” el historiador Tom Hanchett destacó que la segregación racial en Charlotte está empeorando de nuevo por factores económicos detrás de residentes ricos ocupando las áreas del centro y causando que los latinos y otros se alejen y se aíslen más por lo que es conocido como la gentrificación.

La presentación en la biblioteca pública Morrison el 4 de marzo se enfocó en la segregación racial de vecindarios en la ciudad que resulta en la separación de los residentes latinos y afroamericanos de los residentes blancos, y el historiador habló sobre las raíces de la segregación en la región para comprender este tema.

Hanchett, quién ha sido profesor universitario y trabajó el Museo Levine del Nuevo Sur, es un historiador comunitario en el sitio HistorySouth.org que se dedica al estudio del desarrollo urbano en Charlotte. Su trabajo ha observado como la segregación racial de vecindarios ha cambiado y como residentes de origen hispano se han distribuido por el área.

Según el historiador, los inmigrantes latinos empezaron a llegar a la ciudad a los fines de los años 80 y antes no había muchos inmigrantes en la ciudad, pero ahora hasta 15 por ciento de la ciudad de origen extranjera. Datos del Censo demuestran que la población latina en el condado de Mecklenburg está a 143,400 y creció 28 por ciento de 2010 a 2017.

De acuerdo con sus investigaciones, la segregación racial en la ciudad comenzó cerca de 1900, décadas después del fin de la guerra civil estadounidense. Tras políticas racistas hacia los afroamericanos que además de quitarles derechos para votar e ir a varios lugares públicos, segregaron las razas a diferentes vecindarios. Esto ha afectado las distribuciones de Latinos y afroamericanos en la ciudad hasta el día de hoy.

“Ya para cuando llegaron los latinos aquí, se filtraron a vecindarios de acuerdo con lo que les alcanzaba,” dijo Hanchett. “Mucha gente de la clase obrera se fueron a viviendas de ingreso moderado y bajo como los departamentos en Central Avenue y South Boulevard”.

Su presentación mostró que la segregación económica significa que áreas de ingreso alto se concentran en el centro de Charlotte y los vecindarios de ingreso moderado a bajo forman un creciente alrededor del centro y son poblados por mayormente afroamericanos y latinos.

La gentrificación, él explica, ahora pone a los vecindarios latinos al riesgo de más segregación — alejar a familias del centro, subir los costos de renta, y cambiar el transporte a escuelas y trabajos a lo largo del tiempo.

“Por la primera vez en la historia, la gente con dinero y preferencia se quieren mudar al centro en lugar de afuera a él suburbio,” dijo el historiador a Qué Pasa Mi Gente.

No obstante, Hanchett concuerda que la diversidad y vecindarios mezclados son orgullos de la ciudad y avisa que los latinos deben de informarse de los cambios en su ciudad para preservar y mejorar su entorno en el futuro.