Se encuentra usted aquí

Siguen los asesinatos en Charlotte

Charlotte.- Pese a la cuarentena y el aislamiento por la pandemia del coronavirus, los asesinatos en el territorio del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD) no han parado y la cifra ha ascendido a 27 en lo que va de 2020.

El jueves 2 de abril, alrededor de las 9:30 de la noche, Reginald Deveaux, de 17 años, fue objeto de balazos en el bloque 1100 de Morningside Drive, cerca de Independence Boulevard y Briar Creek Road, en el este de Charlotte.

El incidente ocurrió en adjunto al estacionamiento de una gasolinera Citgo.

Un adolescente, de 16 años, fue acusado del homicidio.

 

Cuarto hispano

El sábado 28 de marzo, el hispano Héctor Cruz, se convirtió en el cuarto latino asesinado en lo que va del año en Charlotte.

Cruz, de 64 años, fue apuñalado en la cuadra 8800 de Mont Carmel Lane, cerca de Branchview Drive y  East Arrowood Road, en el sur de Charlotte, alrededor de las 8:20 de la noche.

Las autoridades indicaron que se había tratado de un incidente de violencia doméstica y acusaron a Daniel Pereyra-Nandayapa, de 37 años, por el homicidio de Cruz.

El mismo sábado 28 de marzo, Mario Racheim Reynolds, fue hallado a las 9 de la noche por la policía con heridas de bala cerca del bloque 2200 de Irma Street, cerca de La Salle, entre la Interestatal 77 y Beatties Ford Road, en el noroeste de Charlotte.

Entre el 14 y el 19 de marzo se registraron cinco asesinatos en Charlotte.

 

Los latinos

El hispano Reyno Leocadio Melgar,  de 47 años, fue el tercer latino en ser asesinado en Charlotte en lo que va de 2020.

El domingo 1 de marzo de 2020, alrededor de las 11:30 de la mañana., oficiales de la policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD) respondieron a los informes de un tiroteo en  la cuadra 3500 de Burner Avenue, cerca de Central Avenue.

Los oficiales, adscritos a División de Eastway,  localizaron a dos sujetos con aparentes heridas de bala, y Medic trasportó a ambos al hospital con heridas graves. En el nosocomio, Melgar fue declarado muerto.

Los récords indican que Melgar había tenido incidentes con la justicia por hacer disparos en un área urbana.

Ramón Antonio Alvarado-Cubas, de 32 años, fue el segundo hispano en ser víctima de homicidio en el territorio del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD), en 2020.

El hecho ocurrió el domingo 16 de febrero, alrededor de las 2 de la madrugada, en la cuadra 500 de Deanna Lane, en el complejo de apartamentos Sun Valley que está cerca de Nations Ford Road, en el área de Steele Creek, en Sur de Charlotte.

Juan Velázquez-Hernández, fue el primer hispano víctima de homicidio en Charlotte, en 2020. Fue asesinado a tiros el miércoles 5 de febrero, cuando estaba trabajando para una empresa contratada para reparar equipos de cocina en el restaurante La Poblanita.