Se encuentra usted aquí

Todavía no se decide la redistribución de distritos electorales de 2010

Charlotte.- La redistribución de distritos congresionales de la Cámara de Representantes federal ha sido una confrontación de casi una década entre republicanos y demócratas, que ha tenido como escenarios a la Legislatura Estatal y los tribunales, incluyendo la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos.

La redistribución de distritos es el proceso mediante el cual se trazan los nuevos límites de los distritos   legislativos estatales y los congresionales, que determinan el balance de poder entre los partidos en el ámbito estatal y federal.

 

Cada 10 años  

Este proceso se realiza cada diez años teniendo en cuenta los datos de población que arroja el Censo y que determinan el número de congresistas  por Carolina del Norte, en la Cámara de Representantes en el Capitolio en Washington.

Después del Censo de los Estados Unidos de 2010, Carolina del Norte no ganó ni perdió escaños en el Congreso, quedando en 13, de los cuales 10 son republicanos y 3 demócratas.

La última propuesta republicana de redistribución ofrecía la posibilidad que los demócratas ganaran dos escaños más, pero el proyecto fue rechazado por los legisladores demócratas y por la Corte que actualmente ventila el caso.

 

Mayoría republicana

Esta es la cronología de una novela que parece no tener fin:

  • En 2010, los republicanos obtuvieron el control de ambas cámaras de la legislatura estatal. En consecuencia, los republicanos dominaron el proceso de redistribución de distritos de 2010.
  • El 27 de julio de 2011, la Asamblea General de Carolina del Norte aprobó los planes de redistribución de distritos legislativos estatales y del Congreso.
  • El 1 de noviembre de 2011, el Departamento de Justicia federal precalificó los planes.
  • El 7 de noviembre de 2011, la Legislatura Estatal  hizo correcciones técnicas a los nuevos mapas de los 13 distritos congresionales.
  • El 8 de diciembre de 2011, el Departamento de Justicia federal  prelimpió los mapas enmendados.

 

Manipulación racial

El 27 de junio de 2016, la Corte Suprema de Estados Unidos anunció que escucharía la apelación del estado de un fallo de la Corte de Distrito, que anuló dos de los mapas de distritos congresionales por considerar que fueron manipulados afectando a grupos raciales (gerrymandering).

El 22 de mayo de 2017, la Corte confirmó la determinación del tribunal inferior de que los distritos 1 y 12 constituían una manipulación racial ilegal.

 

Manipulación partidista

El 27 de agosto de 2018, un panel de tres jueces del Distrito Medio de Carolina del Norte dictaminó que el mapa de los distritos congresionales de Carolina del Norte constituía una manipulación partidista ilegal. El tribunal determinó que no se podrían realizar elecciones después del 6 de noviembre de 2018, utilizando el mapa de los distritos congresionales que declaró ilegal.

El 4 de septiembre de 2018, la Corte de Distrito anunció que no ordenaría cambios en el mapa antes de las elecciones de noviembre, encontrando que imponer un nuevo calendario para las elecciones de Carolina del Norte para el Congreso, considerando que interferiría indebidamente en los comicios y probablemente confundiría a los votantes y disminuiría la participación electoral.

 

Corte Suprema

El 1 de octubre de 2018, los acusados apelaron la decisión de la Corte de Distrito ante la Corte Suprema de Estados Unidos, que acordó abordar el caso y programar una sesión de argumentos orales para el 26 de marzo de 2019.

El 27 de junio de 2019, la Corte Suprema  emitió un fallo encontrando que los reclamos de manipulación partidista de los mapas (gerrymandering)  presentan cuestiones políticas que iban más allá de la jurisdicción del poder judicial federal.

La Corte Suprema  remitió el caso al tribunal inferior correspondiente con instrucciones de desestimarlo por falta de jurisdicción.

 

Corte Superior Estatal

El 27 de septiembre de 2019, los opositores al plan de distritos congresionales presentaron una demanda en la Corte Superior del Estado, alegando que el plan promulgado por la Legislatura Estatal en 2016 constituía una manipulación partidista  (gerrymandering) en violación de la ley estatal. Los demandantes pidieron que el tribunal prohibiera al estado usar los mapas en el ciclo electoral  de 2020.

El 28 de octubre de 2019, un panel de tres jueces de la Corte Superior del Estado aprobó esa solicitud, prohibiendo la aplicación de los mapas de 2016.

El  3 de septiembre de 2019, mismo panel de tres jueces, anuló el plan del distrito legislativo propuesto  por motivos similares.

 

La Legislatura

El 14 de noviembre de 2019, la Cámara de Representantes Estatal  aprobó un nuevo plan de distritos corregido (HB1029) por una votación de 55-46. El voto se dividió de forma partidista, con todos los republicanos votando a favor del proyecto de ley y todos los demócratas votando en contra.

El 15 de noviembre de 2019, el  Senado estatal aprobó el proyecto de ley con un voto de 24-17.

 

Pendiente

El 20 de noviembre de 2019, la Corte emitió una orden retrasando el período de presentación de candidatos al Congreso para el ciclo electoral 2020, a la espera de la resolución del caso. El período de presentación originalmente se había establecido para iniciarse el 2 de diciembre de 2019 y cerrarse el 20 de diciembre de 2019.

La Corte programó una audiencia para el 2 de diciembre de 2019, para considerar tanto las mociones de los demandantes como las de los demandados para un juicio sumario.