Se encuentra usted aquí

Becerra plantea en "Algún día, hoy" el origen de un feminismo "imparable"

Logroño, 22 oct (EFE).- Ángela Becerra, una de las autoras latinoamericanas de más éxito, ha intentado en su último libro, "Algún día, hoy", mostrar el origen del "feminismo imparable" que hay en la actualidad en gran parte del mundo y que se asienta en luchadoras de otros tiempos, como la protagonista de su novela, según ha explicado a Efe en Logroño.

Ángela Becerra (Cali, Colombia, 1957) presenta este martes en Logroño la novela con la que ha ganado la última edición del Premio Fernando Lara de Novela, que se suma a los galardones que ha conseguido a lo largo de su carrera como novelista, entre ellos el Azorín, el Premio Iberoamericano de Narrativa y el Latin Literary Award.

La autora de "Algún día, hoy" se basó, a la hora de escribir este libro, en una historia real, la de Betsabé Espinal, una joven de poco más de veinte años que en 1920 fue una de las heroínas de una de las primeras huelgas de mujeres en la industria textil colombiana.

Así, ha tratado de "ofrecer al mundo" la historia "de una niña que se jugó la vida contra todo" y ha escrito un relato "de agallas y valentía".

Por ello, ha señalado que está "contenta" por el reconocimiento y el éxito de la novela, "pero más, por la protagonista", a la que siente que ha "rescatado" de "un siglo de olvido".

La primera huelga de mujeres en la industria colombiana, cuenta, "nos puede parecer ahora increíble" porque "lo que pedían eran cosas como no trabajar descalzas durante 14 horas, poder ir al baño, no cobrar cuatro veces menos que los hombres o que no se consintieran los abusos sexuales".

La novela también narra "la lucha de clases que se vivía en la Colombia de ese tiempo" y "es un canto a la amistad, con una historia de amor".

Desde que la publicó, hace ahora cinco meses, está "muy satisfecha" por las ventas y la respuesta del público, pero lo que más le llena es que se acaba de inaugurar un gran mural público sobre Betsabé Espinal en su ciudad natal, Bello, en la región de Antioquia, que se suma a lo hecho en los últimos tiempos, como una plaza, un monumento y un colegio con su nombre.

Así, cree que, con la publicación de esta "historia olvidada", ha contribuido, "con un grano de arena mínimo", a dar a conocer "algo que fue un paso para el ser humano".

"Es una historia en la que se habla de cómo un ser humano, que es una mujer, busca una sociedad más justa y equitativa, solo quiere un mundo mejor para sus hijos", ha asegurado Becerra, para quien "eso es lo que ha buscado desde su origen el feminismo".

Desde la lucha de mujeres como Betsabé Espinal "solo se ha tratado de decirle al mundo que la mujer puede aportar mucho" y "cambiar una percepción", algo que "si no se ha conseguido del todo, sí que es ya imparable", ha indicado, en especial en la sociedad occidental, en Europa, Norteamérica y Latinoamérica.

"Estamos dentro de una andadura que llevará su tiempo, en la que habrá que educar mucho más, pero que no tiene vuelta atrás", según este autora, que considera que dentro del feminismo es "muy importante" el papel del hombre.

Porque "el feminismo no va contra el hombre, nos necesitamos para hacer un todo", y "gracias al feminismo se le han dado más dimensiones al hombre, que ahora puede sentir, expresar en público o llorar", ha añadido, y, "por eso, el hombre no se tiene que sentir agredido ante el feminismo".

"En Latinoamérica hay todavía diferencias en cómo está la mujer en las grandes ciudades y en el mundo rural", ha reconocido, "pero en muchos ámbitos, como el económico o el empresarial, las mujeres copan puestos que antes eran solo para hombres".

Becerra se declara "contraria" a que "la tecnología se utilice para todo", pero entiende que "para la mujer ha sido positiva porque ha hecho de altavoz" y "ha ayudado a que luchemos por el lugar que nos corresponde".

"Pero dado que esa lucha ha avanzado solo en occidente, las mujeres tenemos que tratar de luchar y apoyarnos en la tecnología por otras mujeres que están silenciadas en otras partes del mundo", ha subrayado.

"Algún día, hoy" es el fruto de seis años de trabajo, que le hicieron "aparcar otra historia de ficción" que ha retomado ya para que sea su próxima novela, "aunque me lo tomo con tiempo, todavía hay que disfrutar de esta", ha concluido la autora colombiana.

Eduardo Palacios

Tags