Se encuentra usted aquí

Un carnaval de disfraces de terror se toma la ciudad de Masaya, en Nicaragua

Masaya (Nicaragua), 25 oct (EFE).- Los mitos y leyendas nicaragüenses tomaron vida la noche de este viernes con un carnaval de disfraces de terror en una "espeluznante" procesión como parte de la tradicional fiesta popular conocida como "Los Agüizotes", en la que se satirizó a la vicepresidenta del país, Rosario Murillo.

El carnaval terrorífico "Los Agüizotes", una tradición única en Nicaragua que se celebra los últimos viernes de octubre en la ciudad folclórica de Masaya, 28 kilómetros al sureste de Managua, contó en esta ocasión con máscaras de espanto que personificaban a Murillo, esposa del presidente del país, Daniel Ortega, según constató Efe.

El espanto que personificaba a Murillo, quien es conocida por su supuesta afición al esoterismo y por su alegada creencia de que existe "otro plano de vida" después de la muerte, era cargado en un simbólico ataúd ante la atenta mirada de policías que resguardaban el carnaval.

En esa celebración fantasmagórica, en la que participan vecinos de Masaya y de ciudades aledañas en medio de estridente música, jolgorio y algarabía y se extiende hasta el amanecer, también contó con personajes invitados como los protagonistas de películas de payasos o de terror, entre ellos "IT", "Maléfica", "La Monja" o el "Joker".

Con aterradores gritos, carcajadas diabólicas o el arrastrar de cadenas, los cientos de nicaragüenses que en romería nocturna bailan e iluminan las calles con antorchas y candiles artesanales, van asustando a los curiosos que acompañan el recorrido y que se atreven a tomarles fotografías.

Personajes de diferentes mitos y leyendas nicaragüenses como "La Llorona", una mujer que deambula buscando a sus hijos perdidos, o un sacerdote que no tiene cabeza, una viuda con velo negro, o el mismo diablo rojo, entre otros, son los que conforman la idiosincrasia de Nicaragua en esa fiesta.

La infernal procesión, que es el único carnaval en Nicaragua donde sus acompañantes son los "espantos" de todas las leyendas del país, es una herencia cultural que se ha mantenido por más de 40 años, según sus organizadores.

En esta procesión nocturna los personajes portan vestuarios de horror y mascaras grotescas elaboradas por decenas de artesanos locales.

En tanto otros participantes lucen maquillajes inspirados en personajes macabros.

Los protagonistas de los espantos son en su mayoría hombres, mujeres y niños.

"Los Agüizotes" se celebran desde 1976 en el marco de las fiestas de San Jerónimo, el santo patrono de Masaya, y se extienden sin interrupciones desde septiembre hasta diciembre próximo, siendo las festividades religiosas más largas de Nicaragua.

La palabra Agüizote proviene del náhuatl, Agüi, que significa agua, y Zote que significa espantos, por lo tanto, agüizotes denota espanto cerca del agua.

La celebración se inicia con la bajada del santo a mediados de septiembre, realizando continuas procesiones por todas las calles de Masaya en medio de música tradicionalista.

En esta ocasión, la fiesta de "Los Agüizotes" también fue aprovechada por un grupo de opositores que portaron banderas de Nicaragua, símbolo de las protestas contra el Gobierno de Ortega que estallaron en abril de 2018.

Ese grupo gritaba, entre otros, "Viva Nicaragua libre", "Pueblo, únete", mientras ocultaban sus rostros con los disfraces de terror.

Tags