Se encuentra usted aquí

Medidas ejecutivas impulsarán el 287g

Charlotte.- El programa de deportaciones 287g, que ha tenido devastadores efectos en las localidades de Carolina del Norte donde lo han aplicado, será impulsado por los decretos ejecutivos sobre inmigración del presidente Donald Trump.

El 287g fue creado por la Ley de Reforma de Inmigración Ilegal y de Responsabilidad del Inmigrante de 1996, que estableció férreas medidas en contra de los indocumentados.

La Sección 287g, de esa ley, precisamente autorizó al director del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) a celebrar acuerdos con agencias policiales estatales y locales para que los agentes de esas instituciones actuaran como oficiales de Inmigración.

En 2005, solo cuatro entidades policiales en el país operaban el 287g, pero la implementación del programa en el condado de Mecklenburg, bajo el sheriff Jim Pendergraph, en 2006, generó una fiebre por aplicarlo en la nación.

El programa se extendió a más de 70 agencias policiales de 25 estados.

Pero las irregularidades en su aplicación, hicieron que en 2009, el gobierno federal efectuara una revisión de los contratos y que muchas ciudades y condados cancelaran su participación.

Para 2015, ICE tenía acuerdos del 287g con 34 agencias policiales en 16 estados.

Entre 2006 y 2015, ICE contabilizó a 402,079 indocumentados para procesarlos para deportación y expulsarlos de Estados Unidos.

La agencia federal había entrenado a 1,675 agentes locales y estatales para hacer las veces de agentes de Inmigración.

Bajo el Programa 287g, las autoridades locales y estatales pueden:

  • Comprobar el estatus migratorio de personas que han sido arrestadas.
  • Iniciar el proceso de deportación de inmigrantes indocumentados que son arrestados.

El programa utiliza tres modelos: carcelario, de arrestos policiales, e híbrido.

  • En el modelo carcelario, el estatus migratorio se indaga cuando el individuo ingresa a la cárcel.
  • En el modelo de arresto policial, el estatus se verifica durante la captura y los oficiales operan cualquier lugar de su jurisdicción.
  • En el modelo híbrido, se utilizan los dos sistemas.

Los abusos del 287g por parte del exalguacil Joe Arpaio, del condado de Maricopa en Arizona, hizo que el gobierno federal cancelara el programa en su jurisdicción y le prohibiera ejercerlo.

En Carolina del Norte el 287g ha funcionado en los condados de Cabarrus, Gaston, Henderson, Mecklenburg, Wake y en la ciudad de Durham.

En 2006, cuando ICE y la Oficina del Sheriff de Mecklenburg celebraron la deportación de mil “criminales”, solo 31 eran verdaderos delincuentes.