Se encuentra usted aquí

Estudiantes exigen proceso "incluyente" de reforma constitucional en Panamá

Panamá, 6 nov (EFE).- Una coalición de estudiantes universitarios de Panamá dijo este miércoles que seguirán protestando pacíficamente hasta lograr que se frene la discusión en el Parlamento de una propuesta de reforma constitucional que consideran "insuficiente", y se convoque a la ciudadanía a un amplio e incluyente proceso de consultas.

"Expresamos nuestro desacuerdo con el paquete de reformas constitucionales y condenamos la manera antidemocrática en que la Asamblea Nacional ha llevado el proceso", dijo la liga "Juventudes Panameñas", constituida a raíz de la problemática suscitada por las reformas constitucionales.

Cualquier cambio, añadió la coalición, "no puede ser producto de una discusión a tambor batiente, si no de un gran consenso nacional que incluya a todos los sectores de la sociedad panameña, sin dejar a nadie por fuera".

Desde finales de octubre pasado estudiantes universitarios y grupos sociales han salido a las calles para expresar su rechazo tanto a la forma cómo se discute en el Parlamento unicameral, de amplia mayoría oficialista, la propuesta de reforma constitucional impulsada por el Gobierno del presidente Laurentino Cortizo, como al contenido de la misma.

Casi un centenar de personas fueron detenidas en el marco de las protestas registradas el 30 y 31 de octubre pasado, muchos enfrentan desde este miércoles un proceso ante un juez comunitario de paz, en lo que ha sido tildado por los estudiantes como abuso policial.

"Nosotros vamos a seguir manifestándonos de manera pacífica, de diferentes maneras, no solamente en las protestas que se han dado, sino también manifestaciones culturales", declaró en una rueda de prensa José Luis Paniza, presidente de la Asociación de Estudiantes de la Universidad Santa María La Antigua (USMA-privada).

Grupos de estudiantes protestaron pacíficamente al final de esta tarde frente a la sede del Parlamento, y se espera que mañana se reúnan con el presidente de ese órgano, el oficialista Marco Castillero, y otros diputados.

Además, una veintena de estudiantes se reunieron con el presidente Cortizo, quien les reiteró su voluntad de promover la participación de todos los sectores en la discusión de la reforma.

Paniza afirmó que las protestas pretenden que la discusión de las reformas constitucionales en la Asamblea Nacional "se detenga, y se abra un proceso en el que se escuche no solo a algunos sectores sino a los sectores que hemos estado manifestándonos y que somos los que hemos puestos los detenidos".

La estudiante de derecho de la Universidad de Panamá (UP-pública) Ivenshka Gálvez destacó que las protestas seguirán porque las reformas son "inconsultas e impopulares" y "solo responden a intereses económicos".

Gálvez expresó que además existe desconfianza hacia varios de los diputados del Parlamento que están señalados por supuesta corrupción y por casos de presuntos abusos sexuales.

Los estudiantes también cuestionaron la forma "prepotente" de expresarse del presidente Cortizo, y "por no escuchar al pueblo panameño" en el tema de la reforma.

Ante las protestas Cortizo ha defendido la propuesta de cambios constitucionales con el argumento de que fue redactada por la Concertación Nacional, un ente creado hace más de una década y conformado por 23 sectores del país, y ha acusado que dentro del Parlamento hay grupos que "no quieren cambios".

"La Concertación Nacional hoy por hoy lastimosamente no representa a todos los sectores", opinó el universitario Paniza.

La propuesta presentada por el Gobierno modifica artículos relacionados con la administración de justicia, salud, la educación, el medioambiente, la descentralización y el funcionamiento del Parlamento.

El jueves pasado en una inusual rueda de prensa el gobernante afirmó que su propuesta de reforma "no es perfecta", pero es "la más práctica" pues sirve para "dar más balance a la institucionalidad" de Panamá.

El "único y verdadero dueño" de las reformas constitucionales es el "pueblo panameño", ha agregado el presidente, y ha mostrado su interés en que se instalen mesas nacionales de consulta antes de que la propuesta vuelva a ser debatida en una segunda legislatura por el Parlamento.

Las reformas constitucionales fueron aprobadas a finales de octubre en una primera legislatura, serán sometidas a unos debates en la que comenzará en enero próximo, y luego deberán ser llevadas a referendo popular, lo que Cortizo aspira ocurra en 2020

Se espera que esta semana un grupo de juristas presente a Cortizo un informe de lo aprobado en la primera legislatura que servirá de base para que el presidente panameño pida al Parlamento que elimine algunas de las iniciativas introducidas por los diputados y que sido rechazas de forma general.

Las protestas comenzaron cuando al paquete de reformas presentado por el Gobierno se sumaron iniciativas que afectaban a las universidades públicas, a los contenidos de los medios tradicionales y redes sociales, al matrimonio, e incluso amplían los poderes del Legislativo.

Tags