Se encuentra usted aquí

Una localidad salvadoreña trata de cercar al COVID-19 con un "túnel sanitario"

Atiquizaya (El Salvador), 8 abr (EFE).- Los pobladores y visitantes de la occidental localidad de Atiquizaya deben pasar bajo un "túnel sanitario" en el que son rociados completamente con un liquido desinfectante, una peculiar medida adoptada por las autoridades de dicha ciudad para tratar de mantener al COVID-19 fuera de esa población salvadoreña.

La alcaldesa Ana Rodríguez comentó a EFE que tomó de ejemplo este tipo de "vaporizador" utilizado en otros países, de los que se enteró por medio de las redes sociales.

No obstante, explicó que buscó adaptar la medida a los fondos que disponía la alcaldía de este municipio, conocido por su turismo y que cuenta con más de 33.000 pobladores, para echar andar la medida y de esta forma evitar, hasta lo posible, la propagación de la COVID-19, enfermedad que ya ha cobrado la vida de 5 salvadoreños.

El túnel de unos 5 metros de largo está ubicado entre la zona comercial del sector urbano del municipio y las viviendas, y por medio de la rociada se busca que las personas no lleven el virus a sus familias.

La alcaldesa señaló que esta medida es para que "la gente que tiene que salir a trabajar, a comprar sus alimentos tengan una oportunidad de estar seguras que cuando lleguen a su casa no están llevando el virus".

Rodríguez detalló que en el túnel, construido con cañería de PVC (cloruro de polivinilo) y paredes de plástico, se rocía agua con amonio cuaternario, una "sal de última generación que no da ningún efecto secundario, ni tiene alguna contraindicación".

El costo del túnel fue de 1.600 dólares de los fondos de la alcaldía, un monto "accesible a nuestras posibilidades", según lo indicó Rodríguez.

Apuntó que la calle en la que está instalado el popularmente llamado "sani túnel" es una de las más transitadas de la localidad, ya que aproximadamente circulan por ahí entre 400 y 500 personas.

Un segundo túnel será instalado cerca de la sucursal de un banco que entrega a los pobladores un bono estatal de 300 dólares para la alimentación, que se entrega a más de 1,5 millones de hogares en todo el país.

En otros municipios de este país centroamericano, los pobladores han adoptado otros sistemas como medidas para que en sus colonias, barrios y residenciales no se vean afectados por la pandemia.

En la central localidad de San Martín un camión se moviliza por las diferentes calles de la ciudad rociando un liquido compuesto de agua y alcohol para contrarrestar el virus.

Este país centroamericano se encuentra bajo estado de excepción y con una cuarentena domiciliar obligatoria que ha parado la mayoría de sectores productivos y que se podría extender hasta el 28 de abril.

El Salvador registra actualmente 93 casos confirmados de COVID-19, de los que han fallecido ya 5 personas y se han recuperado 9, mientras que 79 casos se mantienen "activos".

El pronóstico médico para 66 personas es "estable", en 6 casos es "moderado", "grave" para 5 y "crítico" para 2 pacientes.

Las personas contagiadas en el extranjero llegaron de Estados Unidos (18), Guatemala (12), Italia (10), Colombia (9), España (7), Panamá (6), México (5), Honduras (2), Brasil (2), República Dominicana (3), Ecuador (2), Francia (2), Alemania (1), Argentina (1) Canadá (1) y Costa Rica (1).

Un total de 4.621 personas se encuentran en cuarentena en 104 "centros de contención" en 11 de los 14 departamentos que forman el país.

Tags