Se encuentra usted aquí

Cuba completa la reestructuración de poderes con la designación de gobernadores

La Habana, 18 ene (EFE).- La designación este sábado de gobernadores provinciales en Cuba, cargos restituidos por primera vez en más de 60 años de Revolución, concluye la reestructuración de poderes establecida por la nueva Carta Magna de la isla, que recuperó también la figura del primer ministro.

Más de 12.200 delegados a las 167 Asambleas Municipales del Poder Popular (concejales) del país se reunieron en la mañana de hoy para votar a los candidatos propuestos por el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel.

El presidente propuso solo a un aspirante a gobernador y otro a vicegobernador en las quince provincias cubanas.

En la mayoría de los casos, los candidatos fueron los salientes líderes de las Asambleas Provinciales, que desaparecen para dar paso a un recién creado Consejo Provincial, con atribuciones más amplias que sus antecesores.

Este nuevo órgano estará presidido por el gobernador e integrado por el vicegobernador, los presidentes y vicepresidentes de las Asambleas Municipales y los intendentes en cada comarca.

VOTACIONES CON POLÉMICA

Los concejales cubanos tuvieron 72 horas, según lo estipulado en la nueva Ley Electoral, para estudiar las candidaturas, que no se hicieron públicas hasta que la prensa oficial comenzó a reportar hoy los resultados preliminares de la votación, la primera de su tipo desde 1959.

En todo el país los comicios comenzaron a las 9.00 hora local (14.00 GMT) y se efectuaron "de manera tranquila y ordenada y con la transparencia que caracteriza tales procesos", según reportes de la estatal Agencia Cubana de Noticias.

La prensa extranjera acreditada en la isla no tuvo acceso a las reuniones, que de acuerdo a las autoridades tuvieron un 99,04 % de asistencia.

El 99,67 % (12.203) de los votos emitidos fueron válidos -39 boletas estaban en blanco y dos fueron anuladas- y "todas las propuestas realizadas por el presidente resultaron electas", aseguró la jefa del Consejo Electoral Nacional (CEN), Alina Balseiro, al cierre del escrutinio.

El término "elecciones" utilizado por el Gobierno cubano en este proceso ha sido criticado, sobre todo en redes sociales, donde los internautas han cuestionado la validez de un sufragio donde no existe participación directa del pueblo, se propone solo un candidato en cada caso y no se conocen con antelación las propuestas.

MAYOR AUTONOMÍA REGIONAL

La designación de los gobernadores y vicegobernadores cierra la etapa de instauración de nuevas figuras recuperadas por la nueva Constitución, en vigor desde abril pasado en sustitución de la Carta Magna de 1976.

Según la Constitución el gobernador es la máxima autoridad ejecutiva-administrativa en su provincia. Entre los requisitos para el cargo está ser ciudadano cubano por nacimiento y no tener otra ciudadanía, ser mayor de 30 años, residir en el territorio y "hallarse en pleno goce de los derechos civiles y políticos".

El nuevo cargo "puede tomar decisiones en el orden económico y administrativo, en la aplicación del plan de la economía, velar por su cumplimiento y exigirle a la administración, tanto provincial como municipal, el cumplimiento adecuado de las normativas", explicó en la televisión estatal el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos del Parlamento cubano, José Luis Toledo Santander.

Entre los cambios más importantes están la ampliación de las facultades de decisión y la potestad de suspender acuerdos de los Consejos de la Administración Municipal y las leyes, decretos-leyes, decretos presidenciales, decretos de otros órganos del Estado.

También podrá revocar o modificar disposiciones de las autoridades administrativas subordinadas a su autoridad.

Sin embargo, en la práctica, estos cambios de nomenclatura no significan grandes novedades en el sistema político de la isla, gobernada por el todopoderoso Partido Comunista de Cuba (único legal), que mantiene un secretario en cada provincia con una autoridad mayor que la del gobernador.

FIN DE UNA ETAPA

Los nuevos gobernadores y vicegobernadores tomarán posesión de sus cargos el próximo 8 de febrero, cuando queden instaurados oficialmente los Consejos Provinciales y cesen las funciones de las Asambleas Provinciales del Poder Popular.

Este es el último paso de una reestructuración establecida en la nueva Constitución, que afianza además el relevo generacional defendido por el expresidente Raúl Castro.

El nuevo texto trajo de vuelta los cargos de presidente y vicepresidente de la República -antes presidente y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros-, junto a los del primer ministro, los gobernadores y vicegobernadores.

También redujo el Consejo de Estado de 31 a 21 miembros, reorganización en la que quedaron fuera Ramiro Valdés (87 años) y Guillermo García Frías (90 años), los únicos históricos comandantes que permanecían en el poderoso órgano rector del Gobierno.

Miguel Díaz-Canel, de 59 años, quedó ratificado como mandatario en julio, y en diciembre pasado designó a su nueva mano derecha, el hasta entonces veterano ministro de Turismo, Manuel Marrero, nombrado titular de esa cartera en 2004 por el ya fallecido expresidente Fidel Castro.

Entre las responsabilidades del primer ministro está la representación del Gobierno de la República así como atender y controlar el desempeño de los organismos de la administración central del Estado, de las entidades nacionales y las administraciones locales.

Yeny García

Tags