Se encuentra usted aquí

EE.UU. quiere ser un buen socio de Bolivia, afirma representante estadounidense

La Paz, 4 dic (EFE).- Estados Unidos "está deseando ser un buen socio" de Bolivia, en espera del Gobierno que salga de las próximas elecciones, aseguró este miércoles el representante estadounidense Roger Carstens.

El vicesecretario de Estado adjunto para la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo de Estados Unidos se encuentra en La Paz, donde se ha reunido con miembros del Gobierno interino de Bolivia, parlamentarios del partido de Evo Morales y representantes de organizaciones de derechos humanos, entre otros.

Carstens declaró a un grupo de periodistas que Estados Unidos desea ser un socio fuerte de Bolivia, al igual que otros países y organismos como la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos.

El representante de esta oficina del departamento de Estado de Estados Unidos destacó que su país, como también otros y organismos internacionales, apoyan al Gobierno interino de Bolivia en la transición "rápida" a unas nuevas elecciones.

Esos comicios se esperan a comienzos de 2020, pero aún sin fecha, tras haberse anulado las elecciones del pasado 20 de octubre.

La normalización de relaciones entre Estados Unidos y Bolivia, que entraron en conflicto al poco de llegar al poder Evo Morales, requiere del nombramiento de nuevos embajadores, advirtió.

Morales expulsó en 2008 al embajador estadounidense en La Paz acusándolo de conspirar en su contra, lo que Estados Unidos negó y respondió expulsando a su par boliviano en Washington, con lo que la relación diplomática quedó desde entonces a nivel de encargado de Negocios.

Roger Carstens apuntó que la designación de embajadores es un proceso burocrático que lleva tiempo en ambos países.

Bolivia designó recientemente como embajador "en misión especial" a Walter Óscar Serrate, pero para nombrar a un representante diplomático permanente requiere la aprobación del Senado, donde tiene mayoría el Movimiento al Socialismo de Morales.

Carstens sostuvo que ahora ambos países mantienen "una comunicación mucho más fluida", respecto a los casi catorce años de la anterior etapa de Evo Morales en el poder.

El representante estadounidense comentó que su país espera al Gobierno saliente de las próximas elecciones, para concretar cómo se conducen las relaciones con Bolivia.

El Ejecutivo transitorio de Jeanine Áñez dio un giro radical a la política exterior de Bolivia en comparación con la etapa de Morales, para acercarse a gobiernos como el de Estados Unidos y distanciarse de otros como los de Venezuela y Cuba, aliados del entonces presidente.

Tags