Se encuentra usted aquí

El Ministro de Educación tilda de "tragedia" el resultado de Brasil en la prueba PISA

Brasilia, 3 dic (EFE).- El ministro de Educación de Brasil, Abraham Weintraub, calificó como "una tragedia" el desempeño de los estudiantes de su país en la prueba PISA 2018 de la OCDE, una situación que atribuyó al "adoctrinamiento" educativo durante los Gobiernos del progresista Partido de los Trabajadores (2003-2016).

"Integralmente (es) culpa del PT, integralmente culpa de este adoctrinamiento 'izquierdófilo' sin compromiso con la enseñanza. Quiere discutir sexualidad y no quiere enseñar a leer y escribir", expresó el titular de Educación en una rueda de prensa en Brasilia.

Los resultados de la prueba PISA 2018 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) apuntaron que Brasil registró una ligera mejora con respecto al año anterior.

Sin embargo, cuatro de cada diez estudiantes brasileños no son capaces de comprender la idea principal de un texto o realizar cálculos básicos de matemáticas.

Para Weintraub, el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, en el poder desde el 1 de enero, "no tiene nada que ver con el PISA", aunque reconoció que la educación en Brasil "está estancada desde 2009".

Pero "cuando ustedes miren en términos históricos, 2019 será el punto de inflexión", aseguró.

La solución para mejorar la enseñanza básica en el país suramericano, según Weintraub, es la inversión en tecnología en las escuelas y la sustitución de los materiales didácticos.

Asimismo, el ministro defendió la expansión del modelo de escuelas cívico-militares, cuya implementación es una de las principales banderas de Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejército.

"Cuando miramos hacia las escuelas militares y cívico-militares ya existentes, Brasil está por encima del promedio de la OCDE", recalcó el ministro.

En la misma línea, el presidente del estatal Instituto Nacional de Estudios e Investigaciones Educacionales (Inep), Alexandre Lopes, manifestó que las políticas que fueron adoptadas por Brasil en materia educativa en los últimos años fueron ineficaces.

"No estamos evolucionando. Es difícil empeorar, porque nosotros ya estamos en la parte más baja de la tabla", destacó Lopes.

A través de la prueba PISA, la OCDE evalúa los conocimientos básicos de estudiantes de 15 años en 79 países y en tres áreas claves: lectura, matemáticas y ciencias.

En 2018, los estudiantes brasileños estuvieron por debajo del promedio de la OCDE en las tres categorías analizadas.

Del total de 79 países que participan en la evaluación, Brasil se ubicó en el puesto 57 de la clasificación en el área de lectura (con 413 puntos frente al promedio de 487 de la OCDE); en el 66 en materia científica (404 puntos frente al promedio de 489), y en el 70 en lo que se refiere a matemáticas (384 puntos ante el promedio de 489).

Tags