Se encuentra usted aquí

El presidente del Congreso salvadoreño dice que Bukele busca "destruir" su imagen

San Salvador, 21 oct (EFE).- El presidente de la Asamblea Legislativa de El Salvador, Norman Quijano, señaló este lunes que el Gobierno de Nayib Bukele busca "destruir la imagen de sus opositores", entre estos la de él.

Quijano brindó este día una conferencia de prensa para desligarse nuevamente de un señalamiento de un testigo, identificado como "Noe", de la Fiscalía General de la República (FGR) en un masivo juicio contra miembros de la Mara Salvatrucha (MS13).

El testigo, un supuesto líder retirado de la MS13 que aceptó declarar para recibir beneficios judiciales, aseguró que Quijano se reunió con miembros de la MS13 y Barrio 18 y les preguntó "cuánto querían para mover a todas sus bases para que votaran por él" y le pidieron un millón de dólares.

Ante lo declarado por el testigo, Bukele exigió la renuncia del líder del Congreso y que la Fiscalía lo procese por supuestamente negociar la compra de votos a las pandillas en las elecciones presidenciales de 2014.

Para Quijano "el Gobierno de Bukele está afanado en destruir la imagen de los opositores y no en construir soluciones para los salvadoreños".

"Dedíquese a gobernar, que para eso lo eligieron, responda a esas mujeres y hombres que hoy no tienen cómo llevar el sustento diario a sus hogares", expresó Quijano.

El también diputado de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) reiteró que "jamás me he reunido con pandilleros para negociar" e indicó que es "víctima de una infamia que tiene a su base el interés del Gobierno de callar las voces que, con argumentos, cuestionan o critican a una gestión plagada de errores".

Quijano participó en las elecciones de 2014 como candidato presidencial de la derechista Arena y finalmente perdió en el balotaje contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2019), del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Una de las primeras revelaciones del testigo fue la supuesta entrega de 69.000 dólares por parte del alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, a cambio de votos en las elecciones municipales y legislativas de 2015.

De acuerdo con "Noé", el FMLN también entregó a las pandillas en las elecciones de 2014, en las que triunfó Sánchez Cerén, un total de 156.500 dólares en seis entregas.

Tags