Se encuentra usted aquí

Italia pide a la UE una solución compartida contra el impacto del COVID-19

Roma, 8 abr (EFE).- El Gobierno italiano insistió hoy en la necesidad de que la Unión Europea (UE) actúe con una estrategia compartida para frenar el impacto económico del coronavirus, tras el fracaso del Eurogrupo en su intento de acordar un paquete de medidas.

"Si queremos preservar nuestro hogar común, es hora de pensar como un equipo. Solo así podremos competir con los demás actores mundiales ante el enorme desafío social y económico que seguirá a la crisis sanitaria", dice el primer ministro, Giuseppe Conte, en una entrevista que publica hoy el diario vaticano "L'Osservatore Romano".

Argumenta que "la Unión Europea debe estar a la altura de su papel para hacer frente" a las consecuencias derivadas del coronavirus, que ha obligado a países como Italia y España a decretar el confinamiento provisional, y "para ello debe cambiar la mentalidad desde el punto de vista político y social".

"Aquellos que realmente se preocupan por la Unión Europea, que creen en una Europa unida, fuerte y solidaria (...) este es el momento de dar pasos decididos, apoyar y promover medidas para la reconstrucción", señala.

También el ministro de Economía de Italia, Roberto Gualtieri, ha pedido una postura común.

"Continuamos trabajando hacia una respuesta europea que responda al desafío del coronavirus. Es el momento de la responsabilidad compartida, de la solidaridad y de las soluciones valientes y compartidas", ha escrito en las redes sociales.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea fracasaron esta noche en el intento de desarrollar un paquete de medidas para paliar el impacto económico del coronavirus.

Tras más de dieciséis horas de negociación, pospusieron las conversaciones para mañana, jueves, para tratar de lograr un consenso.

Entre los puntos de discordia, que enfrentan especialmente a países como España e Italia, con Holanda y Alemania, se encuentra las condiciones para acceder a la línea de crédito que pondría en marcha el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate de la eurozona, y la posibilidad de emitir los llamados coronabonos, es decir, deuda conjunta a nivel comunitario, para financiar la recuperación.

El Gobierno italiano ha decretado el confinamiento nacional y el cese de las actividades productivas no esenciales hasta el 13 de abril como medida para intentar controlar la propagación del coronavirus, que ha causado más de 16.000 fallecidos en el país.

Para mitigar los efectos económicos, el Ejecutivo ha puesto en marcha un plan de ayudas de hasta 25.000 millones de euros y un esquema de garantías públicas que favorecen hasta 400.000 millones de euros en créditos para empresas, la mitad para el mercado interno y la otra mitad para fortalecer las exportaciones.

Tags