Se encuentra usted aquí

La Bolsa española pierde el 0,24 % arrastrada por los bancos

Madrid, 22 oct (EFE).- La Bolsa española retrocedió este martes un 0,24 % arrastrada por los bancos y pendiente del "brexit", de manera que su principal indicador, el IBEX 35 bajó a los 9.380,2 puntos.

Los inversores están atentos al Reino Unido, donde el primer ministro, Boris Johnson, libra una batalla en el Parlamento británico para que se apruebe el calendario de tramitación de su propuesta de "brexit".

Entre los analistas, sin embargo, crece la sensación de que, finalmente, habrá prórroga y se evitará la temida salida desordenada de la Unión Europea el 31 de octubre próximo.

En el resto de Europa, la subida más significativa fue la de Londres, con un alza del 0,71 %, seguida de Milán, con un avance del 0,2 %; Fráncfort y París ganaron apenas un 0,1 %.

En el mercado español, tras las fuertes ganancias del lunes, los inversores optaron por las ventas en el sector bancario.

Esto causó pérdidas del 3,35 % en CaixaBank; del 1,98 % en Sabadell; del 1,6 % en Bankia; del 0,77 % en Bankinter; del 0,1 % BBVA; y el 0,01 % en Santander.

La mayor subida del día correspondió a la gasista Enagas, con un 1,17 %, seguida de Red Eléctrica, un 1,03 %.

Entre las grandes empresas, Inditex cayó el 0,81 %, mientras que Telefónica avanzó el 0,72 %; Iberdrola, el 0,51 %; y Repsol, el 0,21 %.

Entre los valores no bancarios, las peores cotizaciones fueron para Indra, que cedió el 3,22 %; IAG perdió el 1,93 %; Cellnex, el 1,34 %; y Amadeus y Arcelormittal, más del 1 % cada una.

La empresa de infraestructuras OHL cerró con una bajada del 0,6 %, tras conocerse que la familia mexicana Amodio negocia entrar en su accionariado.

La cadena de supermercados DIA, presente también en Argentina, Brasil y Portugal, cayó el 7,03 %, una vez que la junta de accionistas aprobara una ampliación de capital de hasta 605 millones de euros, que deberá ejecutarse antes de fin de año.

Además, la Bolsa española se vio penalizada, según los analistas, por la advertencia de la Comisión Europea a España porque el borrador de Presupuestos del Estado de 2020 pone en "riesgo importante" el cumplimiento de los objetivos de reducción del déficit, el gasto y la deuda públicos.

La ministra de Economía española, Nadia Calviño, consideró que este aviso era "previsible", ya que el Gobierno está en funciones y no hay cuentas para 2020, a la espera de la repetición de elecciones el 10 de noviembre próximo.

Tags