Se encuentra usted aquí

La compañía aérea Delta gana 3.669 millones de dólares hasta septiembre, un 26 % más

Nueva York, 10 oct (EFE).- La compañía aérea Delta Airlines ganó 3.669 millones de dólares en los nueve primeros meses del año, un 26 % más en términos interanuales, entre otras cosas gracias a que no opera con el sancionado Boeing 737 MAX, si bien los analistas critican el incremento de un 5 % de los costes operativos de la firma.

La aerolínea con sede en Atlanta informó que registró entre enero y septiembre pasados un beneficio neto por acción de 5,59 dólares, frente a los 4,18 dólares del mismo periodo de 2018, cuando su ganancia fue de 2.916 millones de dólares.

La facturación de Delta en los nueve primeros meses del año fue de 35.568 millones de dólares, lo que representa un aumento del 6 % respecto al ejercicio anterior, cuando los ingresos ascendieron a 33.696 millones de dólares.

En cuanto a los resultados del tercer trimestre, a los que más atención prestaban hoy los expertos, Delta ganó 1.495 millones de dólares (2,31 dólares por acción), un 16 % más que en las mismas fechas de 2018, cuando ganó 1.322 millones (1,92 dólares).

La facturación de la compañía aérea entre julio y septiembre pasados fue de 12.560 millones de dólares, lo que supone un aumento del 5 % respecto a los 11.953 millones de dólares que ingresó en el mismo periodo del año anterior.

"Nuestra poderosa marca y nuestras fortalezas competitivas generaron otro trimestre de excelentes resultados para nuestra gente, clientes y propietarios", dijo en una nota Ed Bastian, director ejecutivo de Delta.

Para Bastian, "la demanda del producto Delta sigue siendo saludable, posicionando a la compañía para un cierre cercano a 2019 con expectativas de más del 20 % de crecimiento de ganancias, más de 4.000 millones en flujo de caja libre y un quinto año de ganancias antes de impuestos de más de 5.000 millones".

Lo más importante es que Delta no opera con el Boeing modelo 737 Max, que ha estado en tierra desde marzo después del segundo de dos accidentes mortales.

Competidores como American Airlines y Southwest, que tienen el 737 MAX en sus flotas, cancelaron miles de vuelos en el trimestre sin acceso a los aviones. Como resultado, Delta obtuvo una participación de mercado adicional, que espera conservar, dijo Bastian.

Delta pronosticó ganancias por acción de 1,20 a 1,50 dólares en los últimos tres meses de 2019, mientras que los analistas esperaban 1,51 por acción.

Delta dijo que espera que sus costos, excluyendo el combustible, aumenten hasta un 5 % en ese período respecto a hace un año. La aerolínea aumentó los salarios del personal de tierra y las azafatas en un 4 % el 1 de octubre.

Este incremento de costes ha hecho que los inversores den la espalda a Delta en el arranque de la Bolsa de Nueva York, puesto que las acciones de la compañía caían un 3,65 % media hora después de abrirse el parqué.

Tags