Se encuentra usted aquí

La vicepresidenta de Filipinas crítica con Duterte acepta el reto de liderar la guerra antidroga

Manila, 6 nov (EFE).- La vicepresidenta de Filipinas, Leni Robredo, aceptó este miércoles el cargo al frente de la agencia que coordina la lucha antinarcóticos que le ofreció el presidente, Rodrigo Duterte, después de haber criticado la guerra contra las drogas impulsada por el mandatario.

"Estoy lista para soportar ese trabajo porque si puedo salvar una sola vida, habrá valido la pena. Creo que tengo que intentarlo", anunció hoy en rueda de prensa Robredo, que lidera la oposición al presidente ya que, en Filipinas, los cargos de presidente y vicepresidente se eligen de forma separada en la misma votación, por lo que pueden ser de partidos diferentes.

Además, Robredo ha criticado en el pasado las violaciones de los derechos humanos y la violencia de la campaña antidrogas, que suma unos 30.000 muertos, según organizaciones civiles.

Esa cifra cuenta con el aval de la ONU, aunque la Policía y el Gobierno solo admiten 6.700 sospechosos muertos en redadas y alegan que todos ellos opusieron resistencia a los arrestos.

En una reciente entrevista, Robredo insistió en que la guerra contra las drogas concebida por Duterte "está fallando", algo que molestó al presidente e hizo que la retara a asumir el mando para ver si lo podía hacer mejor.

El Gobierno anunció ayer que el mandatario emitió una orden ejecutiva el pasado 31 de octubre para designarla codirectora del Comité Intergubernamental contra las drogas ilegales, junto a Aaron Aquino, jefe de la Agencia Contra las Drogas, un cuerpo policial.

Figuras de la oposición criticaron la jugada de Duterte y tildaron de regalo envenenado el retar a Robredo para que solucione un problema que él no ha resuelto en tres años e incluso el portavoz de la vicepresidenta insinuó ayer que Robredo no aceptaría el cargo porque el presidente solo trata de utilizarla como "chivo expiatorio".

El nombramiento otorga a Robredo "control absoluto" de la estrategia nacional contra las drogas, lo que incluye suspender la polémica campaña "Oplan Tokhang", como se conoce en Filipinas la brutal guerra contra las drogas.

El cargo convierte automáticamente a Robredo en parte del gabinete de Duterte, dos años después de que ella renunciara a su cargo de Secretaria de Vivienda por desavenencias con el presidente.

En este tiempo, Robredo -que lidera el Partido Liberal- se ha erigido como la figura más visible entre los detractores de Duterte, al frente de una oposición muy debilitada y en la que su nombre es el único que suena para una posible candidatura presidencial en 2022. EFE

sga/csg/rml

(foto)(vídeo)

Tags