Se encuentra usted aquí

Las tecnológicas chinas retoman su actividad local pendientes del resto del mundo

Madrid, 5 abr (EFE).- Las tecnológicas chinas han retomado su actividad local, al empezar a operar con normalidad y recuperar los niveles de producción previos a la crisis sanitaria, aunque ahora han pasado a estar pendientes de la cadena de suministro global ante la expansión del coronavirus, han explicado a Efe fuentes de estas compañías.

Huawei no espera problemas de suministro a corto plazo, aunque sí a largo, si no se controlase la pandemia fuera de China; Lenovo ha reabierto ya "todas" sus plantas de producción en China y Xiaomi, mientras que restablece su actividad en el país asiático, teletrabajan y refuerzan su venta a través de internet en países como España.

Lenovo ha reabierto ya hasta la fábrica que tenía en Wuhan, epicentro de la pandemia, que está reanudando su actividad básica, dadas las directrices del gobierno chino.

"Nos estamos acercando" al nivel de producción previo a la crisis de la covid-19, han dicho a EFE fuentes de Lenovo, sin aventurar una fecha para la completa estabilización del negocio.

La tecnológica, de 57.000 empleados y con presencia en 180 mercados, está reforzando la actividad en sus más de 30 fábricas de todo el mundo para "mitigar" el efecto del coronavirus.

Mientras, la demanda global de ordenadores portátiles y de accesorios de Lenovo se ha incrementado por el teletrabajo, hasta el punto de que en su mercado en España, han triplicado el volumen de ventas semanales desde el 9 de marzo, según sus cifras.

Por su parte, Xiaomi ya reabrió en la segunda quincena de marzo más de 1.800 de sus tiendas en China y, actualmente, ha alcanzado el 90 % de su capacidad de suministro, ha afirmado esta semana el consejero delegado de la compañía, Lei Jun, en una carta a los accionistas.

"En China, estamos viendo la luz al final del túnel", subrayó Jun.

El parón en la producción repercutirá en los resultados del primer trimestre, pero los móviles son productos de primera necesidad y la llegada del 5G es "imparable", valoraba en un comunicado el presidente de la firma, Wang Xiang.

En Europa, incluida España, Xiaomi intenta reducir el impacto del coronavirus con medidas como el teletrabajo o el refuerzo de la venta por internet, mientras que desde China se está "garantizando" la producción y suministro de dispositivos, han indicado a EFE fuentes de la firma.

Huawei no espera problemas de suministro "a corto plazo" para mantener su actividad en todo el mundo aunque, si fuera de China la pandemia no se controla y algunas empresas no puede asegurar el abastecimiento, "habrá problemas a largo plazo", ha dicho esta semana el presidente rotativo, Eric Xu.

La tecnológica trabaja con 28.000 socios en el mundo, según cifras de Huawei, donde trabajan 194.000 personas.

"Todas nuestras actividades de producción en China han sido restablecidas", afirmó Xu en la presentación de los resultados del ejercicio pasado de la compañía, que aumentó su beneficio neto el 5,6 %.

El impacto económico del coronavirus y la guerra comercial que mantienen con EE.UU. supondrá que 2020 será "el año más difícil para Huawei", añadió.

El efecto de la pandemia para la compañía de móviles Realme "está siendo muy pequeño" dado que su presencia en el negocio en línea "es muy importante", ha explicado a Efe su responsable en España, Emilio Álvarez.

El directivo ha indicado que la mayor dificultad operativa se encuentra en la logística: "Traer ahora mismo mercancía de China no es tan sencillo como lo era antes". "Es un tema más operacional que de impacto en las cifras", ha valorado.

Realme es la séptima en cuota de mercado de móviles a nivel global y la quinta en España y, durante la crisis sanitaria, ha mantenido su posición en el mercado.

Mientras en China recuperan la normalidad "poco a poco", Álvarez ha reconocido que "todo dependerá de lo que se alargue esta situación", aunque de momento mantienen sus previsiones para abril.

A partir del lunes comercializan en Europa una nueva gama de dispositivos y los pedidos que han traído desde China para la pre-reserva de estos móviles "se han quedado cortos" en España.

Por su parte, desde ZTE han dicho a Efe que su negocio "va bien" y que incluso han reforzado algunas de sus aplicaciones industriales del 5G durante la pandemia, como la telemedicina o la educación a distancia.

De momento, el impacto de la covid-19 en su compañía "se puede controlar" pero, como el virus sigue todavía activo, ZTE no puede calcular en qué medida le afectará.

Carlota G. Velloso

Tags