Se encuentra usted aquí

Los obispos españoles admiten que el Estado tiene derecho a exhumar a Franco

Madrid, 22 oct (EFE).- La Conferencia Episcopal Española (CEE) reconoció este martes que el Estado "estaba en su derecho" de exhumar los restos del dictador Francisco Franco para trasladarlo fuera del Valle de los Caídos de acuerdo con las leyes.

En declaraciones a la prensa, el secretario general de la CEE, Luis Argüello, reiteró el respeto de la Iglesia a las leyes y también, dijo, a la "dignidad" de un fallecido y que fue jefe de Estado durante muchos años, en alusión a Franco.

El Ejecutivo español anunció este lunes que sus restos serán llevados el jueves próximo desde el Valle de los Caídos al panteón de un cementerio de la periferia de Madrid donde ya fue enterrada su esposa, Carmen Polo.

Cuando murió el general Franco (1892-1975) recibió sepultura en la basílica de la abadía benedictina del Valle de los Caídos, que él mismo ordenó construir. Allí también está la tumba de 34.000 víctimas de ambos bandos de la Guerra Civil española (1936-1939).

Situado a 50 kilómetros al noroeste de Madrid, es el monumento más simbólico del régimen franquista, denominado como "nacional-catolicismo" por su identificación ideológica con la Iglesia católica.

Pasados 44 años de la muerte, su tumba en ese lugar es motivo de polémica en la democracia española porque es un monumento estatal, él no murió en la guerra y allí están los restos de miles de combatientes republicanos, perdedores de la guerra.

Y la exhumación ha sido motivo de controversia por, entre otros motivos, estar enterrado Franco en un templo de la Iglesia católica. En febrero pasado, el Vaticano manifestó al Gobierno español que no se oponía a la exhumación, aunque no quiere decir que la apoyara.

Argüello recordó que, a lo largo de todos estos meses la Iglesia, ya sea a través del Arzobispado de Madrid, la CEE, y la propia Santa Sede, se ha posicionado de diversas maneras.

"Desde valorar la oportunidad -comentó- o no del planteamiento por parte del Gobierno (de exhumarlo), a reconocer la realidad de los Acuerdos Iglesia-Estado español y lo que significa la inviolabilidad de un lugar que está dedicado al culto católico."

Sin embargo, reconoció cómo el Estado español "ha tratado de justificar (la exhumación) y lo ha hecho".

Arguello se refirió así a que la decisión del Gobierno se basa en una reforma de 2018 de la ley de memoria histórica aprobada por el Congreso español y también fue avalada por la Justicia española.

El Tribunal Supremo rechazó uno tras otro los recursos contra la exhumación, de los que el principal fue el de los nietos de Franco, sus parientes próximos más cercanos.

Uno de los recursos fue presentado por los benedictinos del Valle ya que su prior, Santiago Cantera, se negaba a permitir el acceso a la basílica. Ahora, finalmente, el religioso bendecirá los restos de Franco cuando sean exhumados.

Tags