Se encuentra usted aquí

Sin ganador en el primer debate televisivo de líderes federales canadienses

Toronto (Canadá), 3 oct (EFE).- Los líderes de los tres principales partidos canadienses y el del separatista Bloque Quebequés (BQ) se enfrentaron anoche en el primer debate televisado para las elecciones generales del 21 de octubre, sin un claro ganador.

El debate, celebrado en francés, congregó a los líderes del Partido Liberal y primer ministro en funciones, Justin Trudeau; del Partido Conservador, Andrew Scheer; del socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NDP), Jagmeet Singh, y del BQ, Francois Blanchet.

Liberales y conservadores se encuentran actualmente empatados en la mayoría de las encuestas con una intención de voto de entorno al 34 % mientras que el NDP, el tercer partido federal, cuenta con un 13,9 %.

Por su parte, el BQ, la formación que representa al soberanismo quebequés en Ottawa, y que sólo se presenta en la provincia de Quebec, suma un 4,9 % de intención de voto.

Blanchet fue el blanco de los ataques de los tres partidos federales para los que Quebec es fundamental para garantizar la mayoría en la Cámara Baja del Parlamento canadiense que cuenta con 338 escaños.

En la provincia francófona se disputan en estas elecciones 78 escaños, solo por detrás de Ontario, con 121.

A pesar de los ataques, el líder del BQ reafirmó el compromiso de su formación con la independencia de Quebec, algo que fue criticado por los otros dirigentes políticos como un paso atrás en el futuro de la provincia.

Trudeau, que intenta repetir la victoria que consiguió en 2015 cuando derrotó al gobernante Partido Conservador, criticó a Scheer por su ambigüedad a la hora de defender el derecho al aborto y su negativa a clarificar si personalmente defiende el derecho a decidir de las mujeres.

Scheer también sufrió para explicar sus posturas sobre la muerte asistida médicamente, algo que los otros tres líderes apoyaron, y la lucha contra la crisis climática, donde el líder conservador se opone frontalmente a poner un impuesto a las emisiones de carbono.

Pero Trudeau también tuvo que enfrentarse a cuestiones sobre las políticas medioambientales puestas en marcha por su Gobierno durante los pasados cuatro años, especialmente porque durante su mandato las autoridades canadienses adquirieron un oleoducto para aumentar la producción de petróleo en el país.

El líder liberal se defendió asegurando que su Gobierno ha sido el más ecologista de la historia del país.

Tags