Se encuentra usted aquí

Tusk: Ley y Justicia quiere el control político de los tribunales polacos

Varsovia, 20 dic (EFE).- El expresidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, aseguró hoy que el partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), "se ha propuesto conseguir el control político de los tribunales".

Las declaraciones de Tusk, quien actualmente ocupa la presidencia del Partido Popular Europeo, se producen mientras el Parlamento polaco debate el nuevo proyecto de ley propuesto por PiS, que entre otras medidas contempla sancionar e incluso despedir a los jueces y fiscales que defiendan la independencia judicial.

Tusk, ex primer ministro de Polonia entre 2007 y 2014, mostró en declaraciones a la emisora TOK fm su perplejidad ante "la situación que PiS ha provocado con su último proyecto de ley".

"No entiendo muy bien por qué Ley y Justicia se ha embarcado en este proyecto y está dispuesto a asumir todo el coste político que conlleva, incluido el menoscabo a la reputación de Polonia en Europa", añadió Tusk, quien especuló con que la intención de los dirigentes de PiS "puede ser lograr la impunidad judicial" para el momento en que pierdan el poder.

El partido nacionalista-conservador Ley y Justicia ha puesto en marcha desde 2015 una polémica reforma del sistema judicial muy criticada por la Unión Europea, que considera que vulnera la separación de poderes, los principios democráticos y el Estado de derecho.

El último episodio de esta reforma, el proyecto de ley sobre régimen disciplinario de jueces y fiscales, amenaza con cesar a los magistrados que critiquen públicamente las reformas judiciales del gobierno.

Según la norma redactada por PiS, los jueces pueden ser sancionados por participar en "actividades políticas" y por cuestionar la legitimidad de los magistrados nombrados para constituir el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de Polonia, algo habitual en los últimos meses a causa de la gran contestación que ha tenido la reforma judicial del Gobierno polaco.

Tradicionalmente la mayoría de los miembros del Consejo General del Poder Judicial, el órgano de gobierno de los jueces, eran elegidos por los propios magistrados, aunque tras la reforma aprobada por el partido Ley y Justicia en 2018, la mayoría de los miembros del CGPJ son elegidos por el Parlamento, donde PiS tiene mayoría absoluta.

Esta situación llevó al CGPJ de Polonia a abandonar la Red Europea de Consejos Generales del Poder Judicial al considerar que ya no era independiente del poder político.

El polémico proyecto de ley provocó que el pasado miércoles miles de personas se concentrasen en las principales ciudades polacas en defensa de la independencia judicial y de la separación de poderes.

La UE ha acusado en numerosas ocasiones al Gobierno polaco de politizar el poder judicial, mientras Varsovia esgrime que su reforma es necesaria para superar un sistema de justicia "ineficiente y anclado en la estructura heredada del periodo comunista".

En un paso sin precedentes, Bruselas decidió en 2017 activar el procedimiento del artículo 7 del Tratado Europeo contra Polonia, que incluso podría llegar a perder sus derechos de voto en la UE.

Actualmente la Unión Europea estudia que sea necesario respetar el Estado de derecho y las normas democráticas para poder recibir fondos comunitarios, de los que Polonia es actualmente el principal beneficiario.

Tags