Se encuentra usted aquí

AI condena detención y pide garantías para activista cubano Ferrer García

México, 9 oct (EFE).- Amnistía Internacional (AI) condenó la detención y pidió garantías al Gobierno cubano en el proceso contra el activista José Daniel Ferrer García, arrestado el pasado 1 de octubre por las autoridades.

"Señor presidente (Miguel) Díaz-Canel: Me dirijo a usted para condenar la detención de José Daniel Ferrer García, líder del grupo de oposición política no oficial Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), que permanece recluido desde el 1 de octubre de 2019", subrayó la ONG en un documento.

Según explicó este miércoles AI a Efe, el organismo lanzó en las últimas horas una "acción urgente" dirigida a los miembros de la propia organización para que estos estén al corriente de la situación, tomen acciones al respeto y escriban al gobierno cubano.

Para tal fin, elaboraron un prototipo de carta dirigida al mandatario de la nación caribeña, que compartieron en su página web.

En este modelo de carta, se exhortó a las autoridades cubanas a dar garantías a Ferrer García en el proceso que enfrenta y a que se le "informe de inmediato de los cargos en su contra".

O "de lo contrario, lo ponga en libertad", puntualizó.

Además, instó a las autoridades a garantizar al opositor "acceso inmediato a un abogado de su elección" y a darle la posibilidad de comunicarse con su familia.

Adicionalmente, Amnistía pidió que el activista tenga acceso a un "examen médico adecuado, si así lo solicita", y que pueda acudir a un doctor "durante todo el periodo de privación de libertad".

Según la información de Amnistía Internacional, Ferrer García, líder del grupo de oposición política no oficial Unión Patriótica de Cuba, fue detenido por las autoridades el 1 de octubre, por motivos que aún no se conocen.

El activista es una de las voces más críticas del país y permaneció recluido en régimen de incomunicación al menos 72 horas.

Según su esposa, la mañana del 1 de octubre, unos funcionarios lo detuvieron en su casa de la ciudad oriental de Santiago de Cuba.

"En virtud de las normas internacionales de derechos humanos, toda persona arrestada o detenida debe ser informada, en el momento de su arresto, de los motivos para privarla de su libertad", recordó Amnistía.

Sin embargo, según la información recabada por la ONG, al 7 de octubre las autoridades no habían informado oficialmente a Ferrer García de los motivos de su detención, ni lo habían presentado ante un tribunal.

"Por tanto, su detención puede ser arbitraria", consideró la organización.

En la actualidad, el activista permanece detenido en Santiago de Cuba, concluyó el organismo, asegurando que las autoridades cubanas llevan más de un decenio "encarcelando, acosando e intimidándolo a causa de su activismo político".

Ferrer García ya había sido declarado anteriormente preso de conciencia por Amnistía Internacional, junto con otras 74 personas encarceladas en 2003, "exclusivamente por expresar de forma pacífica sus opiniones".

En 2018 permaneció recluido en régimen de incomunicación durante 10 días, concluyó AI.

Tags