Se encuentra usted aquí

¿Existe el punto G?

Se ha demostrado científicamente que el Punto G, o mejor dicho, la Zona G si existe. En 1950, el Dr. Ernst Grafenberg lo descubrió y escribió sobre este punto. Luego en los 80’s, la increíble Dra. Beverly Whipple, profesora emérita de la Universidad Rutgers, científica e investigadora en el campo de la sexualidad, popularizó esta área dándole su nombre en honor al Dr. Grafenberg. Por ello se llamó el Punto G, o punto de Gräfen-berg, gracias a la Dra. Whipple y otros científicos, el cual en la actualidad se reconoce pero como una zona y no como un punto específico.

¿Dónde se encuentra y qué es?
La zona G es un sitio erógeno localizado en la parte anterior de la vagina. Puede ser palpado a través de la pared vaginal. Se puede encontrar buscándolo a lo largo de la pared anterior de la vagina, ejerciendo una firme presión hacia el ombligo.

Es muy difícil que la misma mujer lo ubique y se estimule ella misma (a menos que lo haga con un consolador para esta zona), por lo que es preferible que ésta área sea estimulada por otra persona. Otra persona, como la pareja lo puede estimular con los dedos (con un movimiento de “ven aquí”), con un consolador/vibrador, o con el pene dependiendo de su forma.

Los primeros intentos de encontrarlos pueden ser un poco difíciles, lo importante es lograr identificar la zona, la sensación erótica que se produce, relajarse y aprender.

La zona G se siente como un pequeño bulto corrugado que aumenta de tamaño cuando es estimulado. Cuando se toca por primera vez, se puede sentir como si se tuviese la necesidad de orinar, aun cuando la vejiga este vacía.

No teman y disfruten. Lo deben estimular entre 2-10 segundos con masajes y presión, la reacción inicial puede ser leve. A medida que la zona G es estimulada, comenzará a congestionarse e inflamarse hasta llegar al tamaño de una moneda grande.

Luego, necesitaran aplicar una presión mayor a la utilizada sobre el clítoris y así se podrá sentir sensaciones mucho más profundas en el interior de la vagina, aún mayores que las experimentadas por la estimulación del clítoris. Para muchas mujeres esta presión se vuelve una sensación de placer sexual muy fuerte y distintiva.

Algunas mujeres reportan tener un fuerte orgasmo y otras inclusive reportan la expulsión de fluido por la uretra cuando experimentan este tipo de orgasmo en la Zona G. El fluido expulsado se asemeja a “leche descremada diluida” y es conocido como “eyaculación femenina”. El fluido que se expulsa algunas veces es inodoro, puede saber un poco a orine pero NO es orine ya que su composición química es diferente a la de la orina.

Lo importante es que estés consciente de la variedad de experiencias orgásmicas que existen y se sientan bien consigo mismos y con lo que están experimentando. Explora toda la zona genital, no hay nada de malo o sucio en ello. Es vital para una buena vida sexual que sepan que les gusta, como les gusta y lo que no quieren.

Son nuevas sensaciones y nada más. No piensen tanto, solo sientan y disfruten del momento, despacio sin prisa pero con muchas ganas.

Comienza hoy mismo a mejorar tu vida sexual, estoy a la disposición para guiarte Todo es posible si tienes el deseo de hacerlo, espero tu llamada!

Ale HeinzAleida Heinz, Ph.D
Sexólogo Clínico/Especialidad en Parejas
(803)415-1582
SKYPE: aleida.heinz
www.amorsex.com
www.facebook.com/aleidaheinz
www.espaciointimoah.blogspot.com