Se encuentra usted aquí

Porquería

Desde hace un mes he tenido la intención de hablar acerca de discurso que el procurador general Jeff Sessions pronunció el 11 de abril en la frontera, en Nogales, Arizona, el día que anunció el renovado compromiso del Departamento de Justicia de aplicar las leyes contra la inmigración criminal.

Antes de lanzar la andanada de medidas migratorias, Sessions, el arquitecto de los dolores de cabeza de la comunidad inmigrante, trabajadora, indocumentada, sazonó su verborrea con epítetos denigrantes para supuestos criminales, pero para los que entendemos a Sessions, estaban dirigidos para todos los latinos, sin distinción de estatus migratorio.

El asunto es que nos llamo “filth”, en español claramente “porquería”.

Les dijo porquería a los que cruzan la frontera y generalizó, como si todos lleváramos tatuado el MS 13 de la Mara Salvatrucha. Para Sessions el objetivo es como el de Joseph Goebbels, el secretario de propaganda de los nazis, repetir mentiras y estereotipos hasta convertirlos por cansancio en verdades y en conceptos.

He aquí apartes del discurso:“Es aquí donde los extranjeros criminales y los coyotes y los falsificadores de documentos buscan derrocar nuestro sistema de inmigración legal”.

“Nos referimos a organizaciones criminales que convierten ciudades y suburbios en zonas de guerra, que violan y matan a ciudadanos inocentes y que se benefician del contrabando través de nuestras fronteras de veneno y de seres humanos”,

“La depravación y la violencia son sus tarjetas de presentación, incluyendo brutales ataques con machete y decapitaciones. Es aquí, en este trozo de tierra, donde primero tomamos nuestra posición contra esa porquería”.

Esa es la propaganda contra una comunidad que comete menos delitos que los nacidos en territorio estadounidense y ese es el epíteto que usa para describirnos; “porquería”.

Pero la realidad dice otra cosa, y mis puntos de vista también. Yo considero subjetivamente, y reconozco mi parcialidad, que la gente del Ku Klux Klan podría ser “porquería” por su horrenda manera de pensar sobre razas diferentes a la blanca.

Y si a alguien se asocia con el Ku Klux Klan es a nuestro mal ponderado fiscal.

De todos es conocido que Sessions dijo que bromeo cuando dijo que el Ku Klux Klan estaba bien hasta que descubrió que fumaban marihuana También se le acuso de haber llamado “desgracia para su raza” a un abogado blanco que se dedicaba a defender a afroamericanos.

Y si no se le puede llamar porquería a Sessions por esos antecedentes, si se le podría endilgar el insulto, por lo mal que se ha portado con los inmigrantes indocumentados.

Porque es el artífice de una política de odio contra los latinos. Porque saboteo los proyectos de reforma migratoria de 2007 y 2013.

Porque lo que ha hecho con los latinos es una porquería. Promover la deportación de las deportaciones.