Se encuentra usted aquí

El día de acción por la inmigración

El próximo 14 de enero a nivel nacional se celebrará un día de acción nacional por la inmigración, donde se espera que centenares de personas en cincuenta ciudades alrededor de la nación salgan a marchar o a realizar vigilias en favor de los derechos de los inmigrantes y en rechazo a los planes del presidente electo Donald Trump contra los indocumentados que viven en Estados Unidos.

Hasta el momento, sigue siendo un misterio qué es lo que realmente hará Trump una vez asuma el poder el 20 de enero.

Se sabe que ha estado buscando información para la construcción del muro en la frontera con México. Que planea pedirle al Congreso que apruebe un plan para levantar el muro y que sería pagado, en principio, por Estados Unidos y no por México.

Habrá que ver si el Congreso está dispuesto a utilizar más de 10 mil millones de dólares del erario público para llevar a cabo esa disparatada idea y qué se va a ingeniar el presidente Trump para que México le reembolse el costo del muro.

Sobre el futuro de los soñadores, que han estado protegidos por las órdenes ejecutivas del presidente Obama, solo se sabe de las amenazas de Trump que en su primer día va a eliminar dichas órdenes. Pero ha estado creciendo el movimiento de rechazo a esta posibilidad de que más de 700 mil jóvenes estén en primera fila para ser deportados al eliminar la Acción Diferida.

Por eso es importante que el 14 de enero las organizaciones proinmigrantes y la comunidad hispana salga a apoyar esta jornada de protestas. Entre más presión se sienta, más difícil será para el nuevo gobierno aplicar medidas extremas en contra de la comunidad indocumentada.

Así mismo es importante que se hagan llamadas a los congresistas en sus respectivos distritos para que apoyen el proyecto de ley conocido como Bridge Act, que busca proteger a los beneficiarios de DACA si Trump elimina el programa de un plumazo.

Este proyecto de ley presentado en el Senado, seguiría dando una presencia legal a los jóvenes indocumentados que llegaron en la infancia a este país por tres años más.

La idea es que durante estos tres próximos años el Congreso trabaje en una reforma migratoria.

Ya pronto sabremos qué va a hacer Trump con respecto a la inmigración, pero como lo hemos reiterado en otras columnas, no se puede esperar nada bueno. Por eso hay que prepararse para tiempos difíciles.