Se encuentra usted aquí

Listos a vencer los retos de 2017

Comenzó el 2017 y viene cargado de retos, incertidumbre y algo de miedo.

Pero esto no quiere decir que ya demos por hecho que  llegó un año negro lleno de cosas malas. No.

Si algo tiene nuestra comunidad hispana es la tenacidad para enfrentar las dificultades y resolver los problemas, porque si les gustara las cosas fáciles, pues nunca hubieran salido de sus países en busca de un mejor futuro.

Esta semana nuestro caricaturista Jorge Grosso precisamente nos envía con su personaje Mister I, un mensaje de aliento, que nos recuerda de qué estamos hechos los inmigrantes que vivimos en Estados Unidos.

“Nosotros somos nuestra esperanza... Debemos unirnos... Construir nuestro mundo...”

Porque en nuestras manos está nuestro destino. Con fe, con la ayuda de Dios, trabajando duro, haciendo lo correcto, con humildad y honradez, podremos vencer los retos que se nos presenten en este nuevo año.

No va a ser fácil para muchos, especialmente para los indocumentados porque el nuevo gobierno de Donald Trump ha lanzado muchas amenazas, pero nada es seguro hasta que asuma el poder el 20 de enero.

Aún así, la resolución para el 2017 es no dejarse vencer por la intranquilidad.

¿Qué puede ser más difícil que salir de su país natal dejando atrás a la familia, cruzar la frontera en las condiciones más peligrosas que uno se pueda imaginar, llegar a una ciudad desconocida, con una cultura totalmente diferente, sin conocer el idioma y después lograr encontrar trabajo, conseguir un auto, rentar una vivienda, a veces comprarla y estudiar?

Es por eso que este año más que ningún otro, el inmigrante va a demostrar de qué está hecho.

Trump y sus asesores antiinmigrantes se van a encontrar con un muro más grande que el que quieren construir en la frontera.

Es un muro de optimismo, de resolución, de valentía, de fe, de deseo de progresar, de responsabilidad ante las familias que tienen que mantener con su duro trabajo.

Este sigue siendo el país de las oportunidades y ese espíritu no podrá ser arrebatado por unos cuantos que buscan regresar a Estados Unidos a la época del dominio blanco y la segregación.

Pero nuestra comunidad hispana tendrá que luchar unida para que puedan vencerse los retos que nos depara el 2017.