Se encuentra usted aquí

Algunos sistemas de seguridad para el hogar pueden ser estafas

Todos queremos sentirnos seguros en nuestros hogares, y por este motivo, cuando los vendedores de sistemas de seguridad golpean a la puerta, sus argumentos de venta pueden parecernos convincentes. La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC), la agencia nacional de protección del consumidor, y el Fiscal General de su estado lo urgen a actuar con precaución cuando considere lo que los agentes de venta de sistemas de seguridad tienen para ofrecerle.

Durante los meses de verano, las compañías de sistemas de seguridad o de alarma contratan a vendedores a domicilio para que vayan de puerta en puerta ofreciendo estos sistemas a los dueños de casa sin anunciarse previamente. En algunos casos, los vendedores usan tácticas de venta engañosas o de alta presión para conseguir que los potenciales clientes les compren sistemas costosos que no necesitan o que son de baja calidad.

Antes de permitir que una persona entre a su casa, pídale su identificación. En algunos estados es obligatorio que los vendedores a domicilio se presenten diciendo su nombre, el nombre del negocio al cual representan, y que le mencionen los bienes o servicios que desean venderle antes de hacerle preguntas o efectuar alguna declaración. En otros estados los vendedores deben mostrarle su licencia en un formato de tarjeta de mano y una identificación personal con foto. Tómese unos breves minutos para echar un vistazo a la documentación.

Signos de una estafa de sistema de seguridad
Los agentes de venta inescrupulosos que van de puerta en puerta usan una variedad de métodos y argumentos para conseguir que usted les compre un sistema de alarma y servicios de monitoreo. Veamos a qué hay que estar atento:

  • Pueden hacerle un ofrecimiento por tiempo limitado y decirle que es necesario que actúe de inmediato. Por ejemplo, pueden tratar de hacerle firmar un contrato diciéndole que el equipamiento es "gratis". Es más que probable que a cambio de lo supuestamente gratis esté adquiriendo algún tipo de compromiso. Por ejemplo, para conseguir que le entreguen su alarma "gratis", es posible que tenga que firmar un contrato de largo plazo por un sistema de monitoreo costoso.
  •  Pueden presionarlo para que los deje pasar a su casa y que después se nieguen a retirarse de su vivienda. No es descortés ni grosero decirle a un vendedor que no está interesado en su ofrecimiento. Es mucho más fácil — y más seguro — decir "no" en el umbral de la puerta que tratar de que el vendedor se vaya una vez que logró entrar. Si un vendedor continúa presionándolo después de que usted le pida que se retire de su casa, llame a la policía.
  • Pueden usar tácticas atemorizantes. Por ejemplo, pueden contarle que en su vecindario ha habido un abrupto incremento de robos.
    Algunos agentes de venta a domicilio apuntan a los dueños de casa que tienen letreros de sistemas de seguridad de otras compañías en sus propiedades. En esos casos:
  • Los agentes de venta pueden decir o implicar que vienen de parte de la compañía de seguridad que usted tiene contratada y que lo visitan para "actualizar" o "reemplazar" el sistema de seguridad que ya tiene instalado. Pero una vez que logran ingresar a su casa, pueden instalarle un nuevo sistema de seguridad y hacerle firmar papeles que incluyen un costoso contrato por el servicio de monitoreo.
  • Pueden decirle que su compañía de seguridad actual dejó de operar y que se han hecho cargo de las cuentas de esa compañía, y que en consecuencia usted tiene que comprar un equipamiento nuevo y firmar nuevos contratos. Si así fuera, llame a su actual compañía de monitoreo para confirmarlo. Normalmente deberían notificarle un cambio de este tipo ya sea por correo o por teléfono, y no por medio de una visita imprevista de un representante de otra compañía.

Antes de tratar con cualquier persona que esté vendiendo un sistema de seguridad o de alarma para el hogar, ya sea que lo visite en su casa o que usted lo vaya a buscar, la FTC y el Fiscal General de su estado lo instan a que les pida la siguiente información a los potenciales contratistas. Use estos datos para controlar la reputación de la compañía de alarmas con las autoridades competentes: el Fiscal General de su estado de residencia, la agencia local de protección del consumidor, Better Business Bureau, y los funcionarios estatales que otorgan las licencias correspondientes. Si el vendedor se muestra reacio a entregarle esta información, considérelo como una bandera roja y busque otra compañía.

  • Nombre del contratista 
  • Domicilio físico (no una Casilla Postal o P.O. Box) 
  • Número de teléfono 
  • Número de licencia del contratista 
  • Estado que expidió la licencia
  • Nombre bajo el cual se presentó y registró la licencia