Se encuentra usted aquí

Negocios latinos crecen gracias a programa de ayuda financiera

Raleigh.- Hace dos años, el mexicano Roberto Patiño García, logró un préstamo de 60 mil dólares de la organización sin fines de lucro Carolina Small Business. Su sueño era comenzar su propio negocio de transporte de materiales de construcción de carreteras en proyectos de vecindarios. Con ese dinero compró un camión, con las ganancias que comenzó a dar su emprendimiento adquirió al contado el tercero y cuarto y, ahora está próximo a recibir un nuevo crédito para otro vehículo pesado con la intensión de expandir y diversificar su compañía.

Las claves de su éxito: oportuna ayuda financiera, buena administración y una planificación a futuro.

Patiño García es uno de los cientos de empresarios latinos que aportan a la economía de Carolina del Norte. De acuerdo con la última encuesta de Propietarios de Empresas realizada por el Censo, entre 2007 y 2012, el número de empresas de propiedad hispana en el estado aumentó de 21,300 a casi 34,900.

Más negocios crecen
En octubre del 2016 comenzó a funcionar en Carolina del Norte, el Programa Empresarial Latino de Carolina Small Business con el objetivo de llegar a los empresarios hispanos que por alguna razón no eran sujetos de crédito para la banca tradicional. Desde entonces esta institución ha otorgado 47 créditos que suman un total de 2.2 millones de dólares. De ese monto casi 1.3 fue destinado a clientes que se identificaron cien por ciento hispanos.

“Sin ese préstamo no existiría mi compañía. Toqué varias puertas, fui a varios bancos y en todos me negaron porque consideraban mi negocio de alto riesgo. Pero Carolina Small Business confió en mi”, indicó a Qué Pasa Patiño García quien se convirtió en el primer empresario hispano en Raleigh en recibir ayuda financiera bajo el programa.

Otro beneficiado es el salvadoreño Manuel Antonio Ramos, quien a pesar de sus ocho años frente a su negocio en el rubro de alquiler de inflables, mesas y sillas para fiestas bajo el nombre Latino Rental Party, no era sujeto de préstamo en entidades financiera regulares.

“Vi una publicación en el periódico Qué Pasa donde decían que Carolina Small Business daba préstamos a los latinos y decidí llamar. Me atendieron, evaluaron mi negocio y me dieron un préstamo de 30 mil dólares. Para otros bancos mi negocio era pequeño y bastante local”.

El monto que recibió permitió a Ramos no solo renovar sus equipos deteriorados por el uso, sino pasar a otro nivel. Se puso en contacto con empresas extranjeras que distribuyen directamente los equipos y ahora el plan es convertirse en proveedor de aquellos que deseen iniciar o ampliar su negocio de renta para fiestas. Como buen empresario, no le teme a la competencia porque como él bien dice “el Sol sale para todos”.

“Tengo dos años pagando puntualmente el préstamo. Ese dinero me dio una base económica y la seguridad para expandirme más y alcanzar el mercado americano donde ya tengo clientes”.

Ante su buena experiencia Ramos le aconsejó a su amigo Eduardo Rivera, quien había recibido varios “no” como respuesta de las entidades financieras por no contar con estatus migratorio, a conversar con la gente del Programa Latino de Carolina Small Business.

Tras dos meses de evaluación, Rivera recibió 40 mil dólares para potenciar su negocio ED Electronics Service ubicado en la Capital Boulevard en Raleigh.

“Ha mejorado muchísimo mi negocio, el inventario subió que eso era uno de los propósitos y ahora estoy vendiendo partes en línea que también era la meta”, dijo al indicar que las perspectivas son ampliar sus servicios en la reparación de todo tipo de aparatos eléctricos

“No lo podía creer y hasta yo digo ¿cómo confían en los latinos sin seguro social? pero gracias a esas compañías que confían en nosotros crecen ellos y crecemos nosotros”.

Soporte al emprendimiento latino
En la organización sin fines de lucro Carolina Small Business, miembros de la comunidad latina que quieren empezar un pequeño negocio o ampliar uno ya existente, pueden encontrar asesoría gratuita en español y acceder a un préstamo, aunque no cuenten con un estatus migratorio  ni historial de crédito.

Zurilma Anuel, Directora del Programa Empresarial Latino de dicha organización, explicó que quienes piden un crédito pasan por una evaluación para determinar si se encuentran preparado. El solicitante debe cualificar a las llamadas 5 C de crédito: Carácter, Flujo de Caja, Colateral, Capital y Condiciones.

“Aunque seamos una compañía sin fines de lucro, si una persona no está lista para un prestamos no se lo damos. Lo que hacemos es dar educación y a veces toma de 6 meses a  un año hasta que el cliente esté listo”.

Anuel resaltó el aporte de los empresarios latinos en la economía de los Estados Unidos.

“Es muy  importante para la organización y para nosotros como programa latino que no solamente los empresarios  sean exitosos y logren su sueño americano de abrir un negocio, sino el que puedan demostrar al país completo que los latinos somos trabajadores y venimos acá a desarrollar nuestro negocio y ayudar a la economía”

Carolina Small businesss
Para contactar con el Programa Empresarial Latino:
servicios@carolinasmallbusiness.org
Telefóno: (919) 267-1738.

Préstamos y líneas de crédito: Hasta $250.000

Términos flexibles: La tasa de interés varia generalmente entre 8% y 12%

Asistencia personalizada: Orientación para ayudar a crecer su negocio y alcanzar el éxito.

La oficina central se encuentra en Raleigh y cuenta con filiales en Charlotte, Fayetteville, Asheville, Greenville y Rocky Mount.