Se encuentra usted aquí

Regreso a clases: Cómo hablar con sus hijos sobre la seguridad en línea

Ahora, que está por terminar el verano, empieza el regreso a la escuela. Mientras estás corriendo de un lado a otro para conseguir lápices, calculadoras y carpetas, recuerda agregar algo más a tu lista: hablar con tus hijos sobre la seguridad en línea.

Sí, es probable que tus hijos estén en línea durante todo el año – especialmente desde que la tecnología está literalmente en las palmas de sus manos. Pero durante el año escolar tienen más lugares para conectarse: la biblioteca, el aula, en casa y especialmente desde sus teléfonos.

Pero tenemos buenas noticias: aunque la tecnología no sea lo tuyo, es fácil entablar estas conversaciones. A continuación, algunas maneras de lograr que estas conversaciones sean fáciles e indoloras.

  • Aprovecha las oportunidades que se presentan a diario para hablar con tus hijos sobre cómo actuar cuando están en línea. Por ejemplo, una noticia sobre el ciberacoso o el intercambio de mensajes de texto mientras se conduce un vehículo puede ser un disparador para iniciar una conversación con tus hijos acerca de sus experiencias y cómo esperas que se comporten.
  • Comunica claramente tus expectativas y cómo se aplican dentro del contexto en línea. Al compartir tus valores de manera clara, puedes ayudar a tus hijos a tomar decisiones más inteligentes y meditadas cuando se enfrenten a situaciones delicadas. Por ejemplo, explica específicamente qué es lo que está prohibido—y lo que consideras un comportamiento inaceptable.
  • Resiste las ganas de forzar estas conversaciones con tus hijos. Para poder incorporar la información, la mayor parte de los niños necesita que se la repitan en pequeñas dosis. Si sigues hablando con tus hijos, a la larga serás recompensado por tu paciencia y persistencia.
  • Mantén abiertas las líneas de comunicación. Aunque descubras que tus hijos han hecho algo inapropiado en línea, escúchalos y considera sus sentimientos. Tal vez no tengas todas las respuestas, pero ser franco y receptivo puede ayudar mucho.